Selecciona Edición
Iniciar sesión

“Ayer no se acabó nada. La decisión de la Generalitat es seguir adelante”

El portavoz de la Generalitat asegura que la campaña institucional se ha retirado de forma cautelar y temporal

 Atlas

El Gobierno de Artur Mas ha acordado hoy iniciar "iniciativas legales, políticas e institucionales" después de que el Tribunal Constitucional suspendiera ayer el decreto de convocatoria y la ley catalana de consultas. La Generalitat ha tenido que suspender la campaña institucional sobre la consulta que había iniciado el pasado domingo, pero ha asegurado que lo hace solo de forma "cautelar" y "temporal" porque espera que el Tribunal Constitucional dicte sentencia sobre la votación "en pocos días".

Tras la reunión semanal del Gobierno catalán el consejero portavoz, Francesc Homs, ha añadido que pedirán el levantamiento de la suspensión y la retirada del recurso. "Ayer no terminó nada y la determinación del Gobierno es seguir adelante y haremos las cosas cumpliendo los compromisos", ha afirmado. "El Gobierno de Cataluña no pliega velas", ha añadido Homs. En otro momento ha negado que la retirada de la campaña genere desilusión entre la ciudadanía. "Lo que generaría desilusión es que el Gobierno saliera y dijera que el proceso se ha acabado. Esto no lo hemos dicho".

El PP y la comisión de control de las consultas

El Partido Popular ha solicitado a los servicios jurídicos del Parlament que emitan un dictamen sobre los efectos que puede tener la suspensión de la ley de consultas que acordó el lunes el Tribunal Constitucional. El orden del día del Pleno de la cámara catalana que se inicia mañana incluye en su punto tercero la votación de los siete candidatos que integrarán la comisión de control de las consultas populares, el equivalente a lo que sería la junta electoral que velará por el cumplimiento de la ley de consultas.

La propuesta de los siete candidatos ha sido pactada entre los partidos del bloque soberanista (CiU, Esquerra, Iniciativa y la CUP) y se debería votar mañana. El PP duda de que se mantenga ese punto tras la suspensión de la ley de consultas y de ahí la petición del dictamen jurídico, así como otra resolución motivada de la Mesa del Parlamento en relación a esa reclamación.

La Generalitat no da por perdida la batalla judicial y presentará alegaciones a la suspensión de la consulta para seguir intentando su celebración el 9 de noviembre. Homs ha mostrado su deseo de que esas impugnaciones se resuelvan de la misma forma "supersónica" con la que el Tribunal Constitucional resolvió el recurso del Gobierno, de manera que pueda haber una sentencia rápida. De hecho se ha mostrado confiado en que en un tiempo "supersónico" dicte sentencia definitiva.

Toda la intervención de Homs ha ido dirigida a asegurar que el Gobierno de Artur Mas no dará marcha atrás con el proceso de la consulta en un intento de evitar el desasosiego de las bases soberanistas. El argumento es que la consulta "queda suspendida, no anulada" y que el Gobierno ha impulsado "una operación de Estado" para minar la voluntad mayoritaria de los catalanes. De hecho, Homs ha hecho una llamada implícita a la movilización al asegurar que el proceso soberanista continuará "mientras haya unidad política y movilización de la gente".

La campaña institucional de la Generalitat arrancó minutos después de la firma del decreto de convocatoria de la consulta, el pasado sábado. Constaba de inserciones publicitarias en prensa, radio y televisión y en una página web propia. El lema era “9-N tu decides” y ya motivó las protestas de los partidos contrarios a la consulta, que daban por hecha su inmediata retirada. Hoy la CUP ha asegurado que la decisión de la Generalitat no es la "actitud correcta", que la población tiene que ser "desobediente" y que también debe serlo el ejecutivo catalán.

Pese al anuncio de la retirada oficial de los anuncios, Homs ha asegurado que "la campaña la difundirá quien quiera pero, de manera cautelar, no podemos poner contra las cuerdas a funcionarios y particulares". El portavoz del Gobierno catalán se refería de esta manera al riesgo de que los empleados públicos que colaborasen en la difusión de la campaña fuesen acusados de un delito de desobediencia y de las responsabilidades judiciales en que se podía incurrir. Homs tampoco ha aclarado qué ocurrirá con la web sobre la consulta, que esta tarde continuaba activa. "Evaluaremos todas las medidas a tomar caso por caso viendo si hay afectación o no de los funcionarios o particulares", ha dicho.

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, había anunciado horas antes que si el presidente de Cataluña, Artur Mas, no suspende la campaña de publicidad institucional y los preparativos de la consulta soberanista del 9 de noviembre, su formación presentará mañana una denuncia ante la Fiscalía por malversación de fondos públicos.

En otro momento de su comparecencia Homs ha anunciado que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, se reunirá en el plazo de dos o tres días con los partidos del bloque soberanista (CiU, Esquerra, lniciativa y la CUP) para pactar una respuesta a la suspensión de la consulta por parte del Tribunal Constitucional. Esa era la promesa que había venido realizando Mas en las últimas semanas en caso de que se produjera el escenario político que se abrió este lunes. Las conversaciones ya han comenzado, ha asegurado Homs.

Más información