Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Decenas de miles de catalanes claman contra la suspensión del 9-N

Las plazas de ciudades se llenan de manifestantes a favor de la consulta

Decenas de miles de ciudadanos se han concentrado la tarde de este martes frente a los ayuntamientos de Cataluña para protestar por la decisión del Tribunal Constitucional de suspender la ley de consultas y reclamar que se permita el referéndum del 9 de noviembre. La intensa lluvia que cayó en buena parte de Cataluña a las 19,00 horas, no disuadió a los manifestantes que, una vez más, respondieron al llamamiento de la Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural, las dos entidades que en los últimos tres años han movilizaron a centenares de miles de personas con motivo de la Diada. “Votarem, votaremos”, “queremos votar”, y gritos a favor de la independencia fueron los lemas más coreados por los manifestantes, que volvieron a lucir la camiseta amarilla de las últimas convocatorias y banderas estelades.

Una de las manifestaciones más numerosas se produjo en la plaza de Sant Jaume de Barcelona, sede del Ayuntamiento de la ciudad y del Palacio de la Generalitat, donde se concentraron cinco mil personas, según la Guardia Urbana. En una esquina está instalado un reloj con la cuenta atrás de los días, horas y minutos que restan para el 9-N y encima de ese contador s se desplegó una enorme pancarta con la frase “un país pequeño que entre todos haremos muy grande”, atribuida a una ciudadana.

Los líderes de los partidos soberanistas se sumaron a la convocatoria de la capital catalana y enviaron a sus dirigentes: Josep Rull (CDC), Oriol Junqueras (ERC), Antoni Castellà (Unió), Joan Josep Nuet (Esquerra Unida i Alternativa) y Quim Arrufat (CUP). Irene Rigau, consejera de Educación del Gobierno catalán, y Neus Munté, de Bienestar Social, también secundaron la concentración.

Algunos los manifestantes portaron enormes urnas de cartón con una papeleta y un grupo de ellos elevaron sobre las paraguas unas letras gigantes en las que se leía Serem lliures" (Seremos libres) e Independencia.

Una imagen de la concentración en contra de la suspensión en Girona.

Un portavoz de la ANC leyó un manifiesto en el que lamentó que el Tribunal Constitucional pretenda “enmudecer” a los catalanes con la suspensión de la ley de consultas y el decreto de convocatoria que firmó Artur Mas el pasado sábado. El manifiesto también reprochó “el poco respeto de los poderes públicos a las reglas democráticas” y aseguró que “no es un problema jurídico, sino una cuestión política”. El texto recordó que la consulta goza del apoyo del 80% de los diputados del Parlament y que el 90% de los ayuntamientos catalanes han aprobado mociones en favor del 9-N.

Carme Forcadell, presidenta de la ANC se dirigió a los manifestantes empapada y proclamó: “No nos parará ni la lluvia, ni la nieve ni ningún Tribunal Constitucional”. Después reclamó de los ciudadanos que mantenagna “el compromiso con Cataluña”, en alusión a que mantengan la movilización ciudadana.

A partir de las 21.30 horas, una quincena de personas acamparon frente a la Delegación del Gobierno de Cataluña, en el centro de Barcelona, convocadas por la CUP bajo el lema "sin desobediencia no hay independencia". Sobre las 00 horas, han sido desalojados por la policía. No hubo escenas de violencia aunque si momentos de tensión.

En L'Hospitalet de Llobregat, la segunda ciudad catalana en número de habitantes y gobernado por el PSC, un millar de personas concentraron también frente al el consistorio, que en ese momentos celebraba un pleno municipal. Los manifestantes conminaron a la alcaldesa, Núria Marín, a que saliera a verles. La edil es contraria a colaborar con la Generalitat en la organización de la consuta. La ANC anunció que el día 17 celebrará un gran acto en esa ciudad.

Tarragona reúne a 2.500 personas en defensa de la consulta y en Lleida, unas 3.000

Del mismo modo, unas 700 personas concentraron en favor del 9-N en Badalona, la tercera ciudad de Cataluña en número de habitantes y con alcalde del PP. También unas 2.500 personas secundaron la manifestación en la plaza de la Font de Tarragona al mismo grito de grito de “independencia” y “queremos votar”. El encargado de leer el manifiesto fue el historiador Jaume Sobrequés. “Los demócratas expresamos nuestro apoyo firme a las instituciones catalanas que han votado la consulta”, dijo.

En Girona más de 4.000 personas se congregaron frente al Ayuntamiento de Girona. Los convocantes se mostraron convencidos de que “con la unidad de la sociedad y de las fuerzas políticas, no tendremos freno". El escritor y periodista Josep Maria Fonolleras leyó el manifiesto y la actriz Txe Arana y el Director del Festival Temporada Alta, Salvador Suñer, pegaron carteles a favor del 9-N.

En L'Hospitalet de Llobregat, la segunda ciudad de Cataluña, un millar de personas se ha concentrado ante el Consistorio, gobernado por el PSC, informa Clara Gil. El Consistorio está debatiendo precisamente la moción soberanista que ha impulsado la Asociación Catalana de Municipios y la Asociaciópn de Municipios por la Independencia. Los concentrados han gritado a la alcaldesa, contraria al referéndum, para que viera la protesta. La ACN ha aprovechado la jornada para hacer campaña y recabar voluntarios y para informar que el próximo día 17 celebrarán un gran acto en la ciudad.

Unas 700 personas, según la Guardia urbana, se han concentrado en Badalona, la tercera ciudad de Cataluña, informa Adriano Luciani. Los manifestantes han exigido al alcalde, Xavier Garcia Albiol, que saliera al balcón consistorial. La escritora Rosa Soler ha leído un manifiesto en el que ha lamentado que el Tribunal Constitucional haya dado un golpe a la democracia. "Hoy ha puesto en evidencia el poco respeto que nos tiene. Esta es nuestra gran oportunidad para construir un país mejor", ha dicho. La oposición, formada por el PSC, CiU e Iniciativa, ya forzaron la semana pasada la aprobación del 9-M para irritación del alcalde popular. Frente al Consistorio, han desplegado esta pancarta: "Ni un pas enrera: independència" ("Ni un paso atrás: independencia").

Unas 2.500 personas se han reunido en la plaza de la Font de Tarragona al grito de "independencia" y "queremos votar". El historiador Jaume Sobrequés, ha leído un manifiesto en el que ha dicho: "Los demócratas expresamos nuestro apoyo firme a las instituciones catalanas que han votado la consulta". El manifiesto asegura que un 80% de los catalanes quiere votar el futuro político de Cataluña. `Votar es democracia`, ha concluido Sobrequés, informa Mercé Pérez.

En Lleida, unas 3.000 personas se han concentrado ante la Paeria. Los asistentes no sólo recriminaron la decisión del Constitucional sino que muchas de las protestas se han dirigido contra contra el alcalde y actual presidente del PSC, Àngel Ros. El Ayuntamiento de Lleida celebró, la mañana de ayer, un pleno extraordinario para debatir el apoyo de la Paeria a la celebración de la consulta. El equipo de gobierno impidió la votación alegando que no podía vulnerar la suspensión cautelar del Tribunal Constitucional. Los manifestantes no han perdonado la decisión de Ros y han sido varios los que han exigido su dimisión y le han tildado de ser “muy poco valiente”, informa Alfonso Congostrina.

La llamada de la ACN a concentrarse en las plazas de los ayuntamientos también fue secundada por unas tres mil personas en Vic, municipio gobernado por el democristiano Josep Maria Vila d'Abadal, presidente de la Asociación de Municipios por la Independencia. Más de 4.000 personas se han congregado también frente al Ayuntamiento de Girona. Miembros de la ANC y Omnium Cultural han expresado su deseo de querer la independencia para “dejar de tener un estado que nos vaya en contra y desigualdades obscenas”. El escritor y periodista Josep Maria Fonolleras han sido el encargado de leer el manifiesto en defensa de la Consulta.

Su lectura ha sido interrumpida cuando, en uno de los momentos de más intensidad, han colgado una pancarta de “Mossos por la Independecia”. La actriz Txe Arana y el Director del Festival Temporada Alta, Salvador Suñer han sido los encargados de pegar en la pared del Consistorio el primero de los miles de carteles que se han impreso con 25 mensajes diferentes dentro la campaña “Ara és l’hora”. El acto ha finalizado con el canto al unísono de los miles de asistentes de “Els Segadors”, informa Marta Rodríguez.

En las capitales de comarca, cientos de ciudadanos se han armado de paraguas, chubasqueros y estelades para llenar las plazas municipales. En Terrassa, acudieron mil personas -una cifra similar también en Sabadell.- que cubrieron el raval de Montserrat -donde se ubica el Consistorio- con un manto de paraguas multicolor, informa Ivanna Vallespin. Los concentrados, desde niños a ancianos, concatenaron proclamas soberanistas y entonaron Els Segadors o L'Estaca de Lluis Llach. Pasada una hora la lluvia cesó y los paraguas se sustituyeron por carteles en los que se leía: "Spanish no democracy" o "Constitució=frau".

Más información