Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Grupos anarquistas intentan convertir la V en una A

Los manifestantes dicen no estar en contra de la independencia pero sí del discurso de CiU

Visca, visca, visca, Cataluña anarquista!", gritaron con fuerza un millar de personas este jueves en la calle de Bruc cuando el reloj marcó las 17.14. Estratégicamente, se juntaron allí para formar una cadena humana desde la Gran Vía hasta la Diagonal. El objetivo: trazar un eje perpendicular a la V para acabar de dibujar la letra A, símbolo del anarquismo. "Ni un Estado, ni otro", defendieron los manifestantes, que iban uniformados con camisetas blancas para contrastar del amarillo y rojo dominante.

"Creemos en el independentismo, pero no siguiendo el discurso político mayoritario que propone CiU. Si empezamos el proceso de separación de España, no queremos acabar repitiendo el modelo de Estado", explicó Ana, una activista de 38 años que ve en la independencia la oportunidad de iniciar un nuevo proceso de organización alternativo que escape de las políticas convencionales. "Independizarse del Estado español significa muchas más cosas que la separación por sí sola, y debemos ver aquí la oportunidad para cambiar realmente", agregó.

Aplausos, gritos y silbidos. Hombre y mujeres, jóvenes y adultos. Unos se alentaban a otros y entre todos proclamaban "conciencia colectiva" para evitar caer en lo que ellos definen como "engaño político".