Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un instituto saca al patio las clases por el calor asfixiante en las aulas

Docentes y alumnos del IES Balmis de Alicante se plantan por las elevadas temperaturas

Los colegios en Alicante carecen también de aire acondicionado, y el adelanto del inicio del curso escolar está suponiendo un serio problema de calor para alumnos y profesores. En el IES Doctor Balmis de Alicante, un centro próximo al Hospital General, casi la mitad de los alumnos y de los docentes se han plantado y han decidido este mediodía trasladar las clases al patio.

"En las aulas la situación era insoportable, había más de 32 grados", ha explicado Salvador Vidal, presidente de la Junta de Personal Docente de Alicante. Según varias fuentes consultadas, los profesores han seguido dando sus clases en una especie de "porche en el patio, donde corría un poco más el aire", agrega Vidal.

Los profesores tienen previsto denunciar mañana ante la inspección de Trabajo las condiciones en las que se ven obligados a dar clases. En otros centros educativos de Alicante, según fuentes sindicales, se están instalando ventiladores dentro de las aulas para hacer frente a las elevadas temperaturas.

Y lo peor está por venir, según varios profesores, ya que a partir de la próxima semana también habrá clases por las tardes y seguirá el calor, según las previsiones meteorológicas. Según fuentes sindicales en el IES Las Norias de Monforte del Cid otro profesor también ha cogido a los alumnos y ha impartido su clase al aire libre.

Denuncias a la inspección

El Sindicat de Treballadores i Treballadors de l'Ensenyament del País Valencià (STEPV-Iv) ha presentado este jueves una denuncia ante la Inspección de Trabajo en la insta a que se paralicen las clases en más de 200 centros educativos de la Comunitat Valenciana "al superarse en ellos la temperatura y humedad permitidas por la ley" hasta alcanzar, en algunos casos, los 33 grados.

Así lo han destacado, en rueda de prensa, el responsable de Acción Sindical de la entidad, Marc Candela, el de Salud Laboral, Benja Giménez, y el de los servicios jurídicos del sindicato, Xavier Izquierdo, que han recalcado que las altas temperaturas que se están registrando en las aulas es un problema agravado este año por la decisión "propagandística" de la Conselleria de Educación de avanzar el inicio del curso al 3 de septiembre, lo que obliga a dar clase "bajo un sol de justicia" creando una situación "de riesgo" para 50.000 profesores y todos los estudiantes.

En su denuncia, el sindicato reprocha a la Consejería que "en multitud de centros docentes, que no disponen de los medios técnicos necesarios para poder salvar las elevadas temperaturas, las mínimas se han disparado hasta alcanzar niveles totalmente inadecuados para el ejercicio de la actividad docente y que, incluso, contraría la normativa vigente sobre al materia".