Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juzgado no encuentra a Calatrava para declarar por el Centro de Convenciones

El juez buscará en otros domicilios si el arquitecto no se presenta mañana ante el juez

Ampliar foto
Santiago Calatrava muestra a Francisco Camps, Carlos Fabra y Alberto Fabra en 2008 la maqueta del Centro de Convenciones de Castellón.

El juzgado de Instrucción número 5 de Castellón no ha dado con Santiago Calatrava para comunicarle oficialmente su citación a declarar en el día de mañana. El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunidad Valenciana ha informado este lunes de que el juzgado ha recibido como negativas su citación, es decir, no ha recibido la confirmación de que Calatrava ha conocido por vía oficial que debe personarse en los juzgados de Castellón para declarar como imputado en la causa abierta por supuestas irregularidades en la contratación del Centro de Convenciones.

El TSJ ha concretado que, pese a ello, el juez no ha suspendido el interrogatorio, a la espera de que pueda presentarse por haber tenido conocimiento por otra vía. Su citación fue noticia en la prensa nacional. “No existe constancia de que vayan a acudir, pero todo está preparado por si lo hacen”, indicaron.

El juzgado tampoco ha podido notificar la citación a Nicolás Figueras, quien fue director general de la empresa pública Sociedad de Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana (SPTCV), empresa que encargó el proyecto a Calatrava. Figueras sustituyó en 2009 a Eusebio Monzó, que ya ha declarado en la causa, como director de la sociedad.

En el caso de que Santiago Calatrava no se presente, lo que se estima como previsible, el juzgado activará otros mecanismos para averiguar domicilios y hacer efectiva la entrega de la citación para su comparecencia.

Junto a su declaración, el juzgado requirió a la mercantil del arquitecto que facilitara los programas de necesidades que recibió de la Generalitat y del Ayuntamiento de Castellón para el diseño del Centro de Convenciones y que aclarara en base a cuál de ellos presentó un proyecto que excedía de los 60 millones de euros presupuestados. Calatrava cobró 2,7 millones solo por la redacción del masterplan, anteproyecto y proyecto básico de la obra. La Generalitat pagó después de las presiones del despacho del arquitecto y pese a negarse a aceptar el diseño planteado. El Centro de Convenciones no ha llegado nunca a ejecutarse.

Más información