Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Castedo inicia el curso pendiente de Génova por su imputación en Brugal

La alcaldesa de Alicante se reincorpora el lunes sin conocer su futuro

El presidente Alberto Fabra y la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, en un acto en el Puerto.

El otoño político en Alicante se presenta caliente. La actual alcaldesa del PP, Sonia Castedo, imputada en el caso Brugal afronta un calvario político y mediático para lograr encabezar la lista del PP en las próximas elecciones municipales.

En el partido cada día tienen más claro que será la dirección nacional del PP, y en función del resultado de las encuestas, la que decida si Castedo es la próxima candidata a la alcaldía. El presidente regional del PP, Alberto Fabra, ha marcado una línea roja que establece que los imputados en casos de corrupción no irán en las listas. Castedo, imputada en el caso Brugal por cohecho, tráfico de influencias y revelación de información privilegiada, está pendiente de la inminente apertura de juicio oral, y según el criterio de Fabra tendría muy difícil continuar en el cargo.

No obstante, sus colaboradores recuerdan que los criterios de Fabra y los de Génova “no suelen coincidir”, y ponen como ejemplo la petición frustrada de una mejora del sistema de financiación. “La elección de los candidatos de las capitales corresponde a la dirección nacional, y en Valencia poco tienen que decir”, recordaba un concejal afín a Castedo.

En paralelo, la defensa jurídica de la alcaldesa trabaja para intentar lograr su desimputación ya que los delitos que supuestamente se le atribuyen no se han consumado. “Ni el PGOU de Alicante está aprobado, ni el promotor Enrique Ortiz, por mucha información privilegiada que tuviera ha podido beneficiarse de ella”, aseguran.

Pero todos coinciden que si no logra su desimputación, su futuro político se complica. Los dirigentes provinciales del PP no quieren imputados en casos de corrupción en las listas, pero son conscientes del “tirón electoral” de Castedo en un momento “delicado” para el PP en el que si presentan a cualquier otro candidato la alcaldía está en el aire. Fuentes de la dirección provincial del PP recordaron que será en el mes de enero cuando se aborde la confección de las listas y en el caso de las capitales de provincia la dirección nacional del PP tendrá “la última palabra”.

La alcaldesa, que volverá el próximo lunes de sus vacaciones, ha insinuado en más de una ocasión la posibilidad de presentarse con una candidatura independiente al margen del PP para canalizar el voto de sectores afines a la fiesta de Fogueres y al Hércules y convertirse en una Gema Amor en Alicante. Sin embargo, esto forma más parte de la política ficción que de la realidad, según varias fuentes consultadas.

Más información