Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat prohíbe un castillo de fuegos en Xàbia

La comisión de fiestas descarta su trasladar este porque fuera de la bahía “no tiene sentido"

Los responsables municipales de Xàbia.
Los responsables municipales de Xàbia.

Xàbia se queda este año sin espectáculo pirotécnico desde la bahía.  La Consejería de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente ha desestimado el recurso presentado por el Ayuntamiento de Xàbia por el permiso para disparar desde el espigón norte el castillo de fuegos artificiales de las fiestas del Loreto, según ha informado el Ayuntamiento en una nota.

El Consell veta así las puertas a este espectáculo pirotécnico que desde hace más de 40 años pone fin a los festejos locales la medianoche en la bahía de Xàbia. La consejería pretende así evitar lo que ocurrió en las fiestas de Cullera.

La resolución recuerda la prohibición de lanzar productos pirotécnicos en zonas que disten menos de 500 metros de terrenos forestales (la escollera de Xàbia dista 460 metros de una de las estribaciones del Cap de Sant Antoni) y señala que el reglamento forestal “es de carácter imperativo y no ofrece margen de discrecionalidad para la Administración en la aplicación de una norma prohibitiva”.

El alcalde, José Chulvi, y el concejal de Fiestas, Juan Ortolá, han comparecido este jueves junto al presidente de la Comisión del Loreto, Juan José García, para informar de esta denegación definitiva de la que tanto la comisión, vecinos, turistas, pirotécnicos y empresarios de la hostelería estaban pendientes.

El alcalde ha lamentado la tardanza del gobierno autonómico para resolver una petición que empezó a tramitarse en junio y que haya sido necesario “una larga espera” y realizar numerosas llamadas a la consejería para conocer, al menos extraoficialmente, el sentido de esta resolución. Pese a no tener el documento oficial firmado, el Ayuntamiento ha decidido "hacer público que este año no habrá castillo y así acabar con las falsas expectativas", comunicaron.

El representante de los festeros ha mostrado su disgusto y frustración ante la imposibilidad de celebrar uno de los actos más emblemáticos del Loreto y ha explicado que en su momento la comisión decidió que el castillo “o se tiraba sobre el mar o no se tiraba” por lo que finalmente se ha descartado trasladarlo a otro emplazamiento.

“Nos sabe mal terminar las fiestas así pero lanzar este castillo fuera de la bahía no tiene sentido” ha señalado García, quien ha reconocido que dentro de la comisión hay personas que están muy enfadados por lo que es posible que se organice algún tipo de protesta.

Y es que, a escasos diez días, no queda margen para buscar alternativas para mantener el litoral como marco del espectáculo pirotécnico, por ejemplo, instalando plataformas en el mar, algo que precisa de unos estudios previos para anclarlas con seguridad.

Fuegos desde el mar

No obstante, es la opción en la que se trabajará de cara al año que viene, ha avanzado el alcalde, quien ha mostrado todo su respaldo a los festeros del Loreto y ha lamentado que, con sus continuas trabas y nuevas tasas, la Generalitat “esté consiguiendo que nos sintamos como extraños en nuestro propio puerto”.

También el concejal de Fiestas, Juan Ortolá, ha dejado claro su enfado ante esta situación y ha puesto de relieve su impacto negativo a nivel de turismo y hostelería, pues son muchos los que reservan en restaurantes con vistas al mar para disfrutarlo o que vienen a Xàbia ex profeso para ver este espectáculo.

Ortolá ha acusado al Consell de tener “una doble vara de medir” ya que en otras poblaciones sí ha autorizado castillos con mayor riesgo que el que se dispara en Xàbia hace 45 años y que, según valoraciones de los propios pirotécnicos, es uno de los más seguros de la Comunidad.

El regidor ha lamentado que el gobierno autonómico no tenga suficiente “con quitarnos en sanidad, educación o servicios sociales” para ahora dejarnos también “sin nuestras fiestas y tradiciones”. Por último, el concejal ha querido agradecer públicamente el gesto de la empresa pirotécnica Ricardo Caballer, que no cobrará al Ayuntamiento de Xàbia por el castillo que no podrá disparar.

Y es que de nada han servido las medidas extra de seguridad que planteó el Ayuntamiento en su último intento de lanzar el castillo: doblar las dotaciones de bomberos y Protección Civil, regar la zona catalogada como forestal antes del castillo e incluso cambiar el ángulo de los disparos para garantizar que no se dirijan al cabo. El alcalde ha señalado que desde el Ayuntamiento se ha hecho todo lo posible por mantener este acto emblemático pero que, finalmente, no queda otra que acatar la ley.

 

Más información