Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Un juez investiga el robo de una ‘estelada’ por guardias civiles

Un coche del cuerpo sin identificativos se llevó la bandera de una rotonda de Vilobí d’Onyar el pasado fin de semana

Rotonda de entrada a Vilobí d´Onyar.

Los Mossos d’Esquadra investigan la supuesta participación de agentes de la Guardia Civil en el robo de una estelada izada a la entrada del pueblo de Vilobí d’Onyar (La Selva) en la madrugada del pasado domingo. El suceso ha sido denunciado por un vecino y el Ayuntamiento del municipio, y ya está en manos de un juzgado de instrucción de Santa Coloma de Farners, según han confirmado a EL PAÍS fuentes cercanas a las pesquisas.

Los hechos investigados ocurrieron poco después de la medianoche del pasado sábado, cuando un coche se detuvo en una rotonda a la entrada de la localidad. En él viajaban “tres o cuatro personas”, según detallan las mismas fuentes. Al menos una de ellas bajó del coche, se encaramó al mástil y arrancó la bandera de un fuerte tirón. A continuación, el vehículo abandonó la zona, según consta en la denuncia que ha dado origen al caso.

Un vecino que presenció el robo anotó la matrícula del coche y comunicó posteriormente los hechos al ayuntamiento de la localidad, formada por tres núcleos de población —Vilobí, Salitja y Sant Dalmai— y que cuenta con unos 2.000 habitantes. La bandera indepentista era una de las cuatro estelades que Vilobí izó en noviembre de 2012 en otros tantos mástiles levantados en puntos visibles junto a las carreteras del término municipal. En las pasadas elecciones europeas, CiU fue la fuerza más votada en el municipio con un 39,9% de los votos, seguida de ERC (36,3%), PSC (5,6%) e ICV (5,5%).

Un vecino anotó la matrícula y los Mossos descubrieron la autoría

Los hechos fueron denunciados a los Mossos d’Esquadra por el testigo y el Ayuntamiento de Vilobí d’Onyar. Lo que empezó siendo una investigación por un hurto sin demasiado interés, sin embargo, se tornó de repente en un hecho relevante cuando los investigadores introdujeron los datos de la matrícula en el sistema informático que permite identificar al dueño de cualquier vehículo. El ordenador reveló que se trataba de una matrícula “reservada”, lo que dio pie a nuevas averiguaciones que acabaron por descubrir que el coche pertenece a la Guardia Civil, aunque realiza sus servicios sin signos identificativos.

Un portavoz de los Mossos d'Esquadra declinó ayer valorar los hechos al estar estos “bajo investigación judicial”. En términos parecidos respondió la Delegación del Gobierno en Cataluña.

La alcaldesa pide una investigación a fondo y exigirá responsabilidades

La alcaldesa de Vilobí d’Onyar, Olga Guillem (Convergència Democràtica de Catalunya) —que conoció la implicación de agentes de la Guardia Civil por este diario—, calificó de “muy grave lo ocurrido”. “Ya es lamentable que alguien cometa un robo de estas características, porque no se trata solo de una bandera. Es un símbolo de país para mucha gente que de forma pacífica y democrática defiende la independencia de Cataluña”, afirmó. “Pero es muchísimo más grave quién lo ha hecho. No puedo entender los motivos que llevan a unos agentes del orden, sean del cuerpo que sean, a llevar a cabo un ataque de estas características que va contra la convivencia”.

Guillem aseguró que piensa pedir “una investigación a fondo para esclarecer los hechos, identificar a los autores y exigir las responsabilidades legales y políticas que haga falta”.