Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 20% de los pisos investigados en la Barceloneta tenían uso turístico ilegal

Ciutat Vella ordena en dos días 24 ceses de actividad, el 42% de los decretados este año

Trias dice ahora que usará “todas las herramientas” contra el incivismo

Protesta contra los pisos turísticos de los vecinos de la Barceloneta, ayer. Ampliar foto
Protesta contra los pisos turísticos de los vecinos de la Barceloneta, ayer.

Una de cada cinco viviendas de la Barceloneta visitadas el lunes y el martes por los equipos de inspección del Ayuntamiento de Barcelona funcionaban como apartamentos turísticos sin licencia, informó ayer el Consistorio. Las tres unidades —compuestas por un inspector y un agente de la Guardia Urbana— revisaron 154 de los más de 8.000 pisos del barrio durante las dos primeras jornadas del operativo puesto en marcha desde el lunes. La medida es la respuesta municipal más contundente a las protestas de los vecinos contra este tipo de alojamientos y las conductas “incívicas” de sus huéspedes. El resultado han sido 24 órdenes de cese de actividad que afectan a 35 pisos, ya que estas se emiten sobre los propietarios y algunos inmuebles pertenecen a una misma persona.

Ocho de las órdenes de cese dictadas estos días corresponden a expedientes abiertos con anterioridad en la Barceloneta. Hasta el inicio del conflicto, el número de expedientes ascendía a 113. Las otras 16 órdenes derivan de alojamientos fraudulentos detectados durante estas dos jornadas. Los dueños tienen ahora un plazo de 10 días para paralizar su actividad; en el caso contrario, la Guardia Urbana precintará sus inmuebles.

La Generalitat corrige

a Homs y dice que

los anuncios sí son sancionables

Las 24 órdenes de cese de actividad suponen el 42% de todas las acordadas en lo que va de año. A lo largo de 2014, el Ayuntamiento solo había ordenado la suspensión de la actividad a 33 propietarios de la Barceloneta.

Los datos fueron dados a conocer a los vecinos la noche del martes, durante una reunión con el alcalde, Xavier Trias, y la concejal del distrito de Ciutat Vella, Mercè Homs. Los representantes vecinales evitaron valorarlos y mantuvieron la manifestación convocada para ayer a las diez de la noche y la del sábado por la tarde. Alrededor de 650 vecinos marcharon por las calles de la Barceloneta para reclamar una vez más la “abolición” de los apartamentos para viajeros, tengan o no licencia.

Trias aseguró en una entrevista a Rac1 que está “dispuesto” a usar “todas las herramientas” para cerrar incluso los alojamientos legales donde haya conductas “incívicas” y que si la ley no le “acompaña”, exigirá que se cambie. Pero sostuvo que “no se pueden suprimir todos los apartamentos turísticos porque las cosas hay que hacerlas desde la legalidad”.

Los vecinos consideran que las inspecciones han ido hasta ahora muy lentas y no entienden por qué el Ayuntamiento de Barcelona no echa mano de los sitios web de alquiler de pisos turísticos, como Airbnb. En esta página, se ofertaban ayer más de 300 apartamentos en la Barceloneta pese a que solo 72 alojamientos de este tipo tienen licencia en el barrio. “Sería una solución más fácil porque los detectarían con más rápidez. Solo han visitado 154 viviendas en dos días, ¿cuánto van a tardar en ver las más de 8.000 que hay en el barrio? ¡Meses!”, lamentó Oriol Casabella, vocal de la Asociación de Vecinos de la Barceloneta.

Los dueños deben

mostrar el número

de registro de sus

pisos en la publicidad

La concejal del distrito de Ciutat Vella, Mercè Homs, explicó la semana pasada en una rueda de prensa que un anuncio en Internet “no basta” para abrir un expediente sancionador, sino que había que demostrar que existía una transacción económica.

El Departamento de Empresa y Empleo recuerda, sin embargo, que desde este año se sanciona con multas de hasta 3.000 euros a los propietarios de pisos turísticos que no exhiban en sus anuncios su número de inscripción en el Registro de Turismo de Cataluña. El dueño debe demostrar que lo tiene durante el trámite del expediente sancionador. En ese caso, la Administración debería proceder a investigar si el apartamento se alquila de forma fraudulenta.

El Ayuntamiento no quiso responder ayer si ha abierto algún expediente a pisos turísticos por no mostrar su número de registro en su publicidad en la red. Una portavoz alegó que “muchos operadores anuncian cosas que no son” y que Internet es “una herramienta más”. Los vecinos, en cambio, la consideran una de las más útiles y que está siendo desaprovechada.