Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre de 90 años mata a su mujer de 87 y luego se suicida

Las feministas arremeten contra el PP por su "cínica" política contra la violencia machista

El Campello decreta el luto oficial por el asesinato de la mujer a manos de su marido. Atlas

El goteo de casos de violencia machista no cesa. Un hombre de 90 años mató el lunes a su mujer, de 87, con un arma blanca en su apartamento de la localidad de El Campello (Alicante) y luego se quitó la vida con un cuchillo que se clavó en el cuello.

Con esta última víctima mortal se elevan a 38 el número de mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas en España en lo que va de año, de las que 27 no habían denunciado agresiones con anterioridad.

El suceso ocurrió en el piso decimosexto de un bloque de apartamentos ubicado en la urbanización Pinada Lucero, situada en la tercera línea de la playa de esta localidad del área metropolitana de Alicante.

Según fuentes policiales, la pareja, formada por Hilario P. A., de 90 años, y Esperanza U. C., de 87, ambos de nacionalidad española y de Zaragoza, residía varios meses en verano en El Campello donde estaban censados. Según los vecinos los dos estaban bien de salud y “se les veía muy a gusto juntos”. Su hija, que pasaba las vacaciones con ellos, fue la que halló pasadas las once de la noche del lunes sus cuerpos sin vida y avisó a la Policía.

El subdelegado del Gobierno en Alicante, Alberto Martínez, confirmó este martes que fue el marido quien atacó a la mujer y luego se quitó la vida. “La puerta no estaba forzada, no hay señales de robo y al principio se pensó en un suicidio consensuado, pero parece evidente que es una muerte por violencia machista”, dijo.

Cuando llegaron los agentes de la Guardia Civil encontraron a la mujer vestida con un camisón de noche y tumbada en la cama sobre un charco de sangre, con varias heridas de arma blanca, y su marido tenía un cuchillo de cocina en el cuello y se encontraba apoyado sobre la mesa de la cocina. Martínez admitió que la falta de denuncias previas y la avanzada edad de ambos “dificulta las labores de prevención”. El subdelegado del Gobierno hizo estas declaraciones a los periodistas tras guardarse un minuto de silencio en la sede gubernamental en repulsa por este asesinato.

Desencuentro feminista

La condena de esta cuarta víctima por violencia machista en la provincia de Alicante este año puso de manifiesto la ruptura total de relaciones entre la Plataforma Feminista de Alicante y los responsables del PP. A la puerta de la Subdelegación acudió un reducido número de asesores, empleados y una concejala del PP.

Unos metros más abajo, medio centenar de mujeres se concentró con carteles en los que se leía El machismo mata. El subdelegado del Gobierno dijo que su convocatoria era pública y “abierta a todo el mundo”. Sin embargo, la portavoz de la plataforma, integrada por diversos colectivos, sindicatos y partidos políticos, Mar Esquembre, arremetió contra un Gobierno que “solo se concentra y se hace fotos cuando las víctimas son valencianas, que aplica recortes en los planes de prevención, que no condena las declaraciones machistas de algunos alcaldes y que nos dan el silencio como respuesta”.

La plataforma lleva esperando más de un año reunirse con la nueva responsable en Alicante de la lucha contra la violencia machista y “ni tan siquiera han contestado”. El colectivo aseguró que nadie les llamó para sumarse a la concentración y siente “rabia, impotencia e indignación ante el cinismo del PP en un tema tan importante como es la muerte de decenas de mujeres a manos de sus parejas”, dijo Esquembre.

Por la mañana, el Ayuntamiento de El Campello celebró un pleno extraordinario en el que se decretó un día de luto oficial por este crimen. La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, condenó el asesinato y animó a las víctimas a denunciar más. Y por su lado, la secretaria socialista de Igualdad, Carmen Montón, exigió que se repongan “de manera inmediata los fondos que ha recortado el Gobierno del PP de la Ley contra la Violencia de Género”.