Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Protestas en Lleida por la falta de ayudas frente al veto ruso

Los agricultores quieren recibir directamente las ayudas de la Unión Europea

Agricultores de Lleida queman fruta en rechazo a las decisiones de la Comisión Europea.

Agricultores del sindicato Joves Agricultors i Ramaders de Catalunya (JARC) quemaron ayer una tonelada de nectarinas y melocotones ante la Subdelegación del Gobierno en Lleida en protesta por las políticas de la Comisión Europea frente al veto ruso a la importación de productos agroalimentarios. Los productores también prendieron fuego a una bandera de la UE y a copias del reglamento que Bruselas ha diseñado para hacer frente a la crisis. Los agricultores aseguran que la solución pasa por que las ayudas establecidas las reciban directamente los productores.

“La Comisión Europea sólo ha tomado políticas para la galería”, criticó David Bordas, responsable de la fruta dulce de JARC. “Da igual que Bruselas destine 155 millones de euros o 1.500 si, como ha pasado en anteriores crisis, el dinero solo se reparte entre transportistas, centrales, envasadoras y la tesorería de la Seguridad Social, y nada llega al agricultor”.

Los líderes sindicales se reunieron con técnicos de la Subdelegación. Tras la reunión, Borda reclamó que las ayudas sirvan para que la fruta se quede en el árbol o se destine al compostaje, la alimentación animal y la biodegradación. La Subdelegación registró la protesta. “Nos han dicho que la harían llegar al Ministerio de Agricultura”, explicó Bordas.