Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un anciano mata a su mujer y luego se suicida en Pazos de Borbén

El homicida, de 79 años, golpeó y asfixió a la mujer, de 81, y después se ahorcó

No existían denuncias previas de violencia machista

Investigadores y vecinos, ayer en el entorno de la casa de la pareja hallada muerta.
Investigadores y vecinos, ayer en el entorno de la casa de la pareja hallada muerta. EFE

Un hombre mató a su esposa y después se suicidó en el municipio pontevedrés de Pazos de Borbén, donde a última hora del martes fueron encontrados los cadáveres de ambos. El homicida, de 79 años, golpeó a la mujer, de 81, y después la asfixió, para ahorcarse a continuación. No constaban denuncias previas por malos tratos antes del suceso, que supone la quinta víctima en Galicia por violencia sexista en lo que va de año y la 32ª en el conjunto de España.

Los cuerpos fueron encontrados por vecinos de la parroquia de Nespereira, situada en este municipio del interior pontevedrés, a unos 20 kilómetros de Vigo. El cadáver de la mujer lo hallaron unos vecinos en una poza de agua en la calle, al lado de un lavadero público que hay cerca a la vivienda que habitaban. El del hombre estaba en un alpendre anexo a la residencia familiar. El matrimonio tenía 10 hijos, según informó el Ministerio de Sanidad e Igualdad.

Desde el inicio, la Guardia Civil sospechó que el caso podría ser de violencia machista, pero mantuvo las cautelas en tanto no se confirmarse el resultado de la autopsia. El delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, evitaba aún este mediodía desde A Coruña confirmar ese extremo mientras no se terminasen de practicar las últimas pruebas. La Xunta, por su parte, manifestaba a esa misma hora su condena por lo que ya calificaba como crimen, y convocaba concentraciones de pulsa en su sede en Santiago y en las delegaciones territoriales. Otras expresiones de condena se fueron sucediendo durante el día, como las de la Rede de Mulleres Veciñais contra os Malos Tratos y la Marcha Mundial das Mulleres, que convocaron igualmente concentraciones que se desarrollaron por la tarde en Vigo.

Pasadas las dos de la tarde, fuentes de la investigación evitaban aún calificar como un crimen machista los hechos. La Subdelegación del Gobierno en Pontevedra sí lo confirmó a este periódico esta tarde, remitiendo a un comunicado en la página web del Ministerio de Sanidad e Igualdad. La nota oficial ofrecía los detalles de la agresión y trasladaba la “repulsa y más enérgica condena” de la ministra Ana Mato. Todas las instituciones volvieron a insistir en la importancia de de que las mujeres actúen ante cualquier signo de maltrato y el recordatorio de que se puede denunciar directamente del número telefónico 016, gratuito y confidencial.

En el plano político, el BNG añadió a su condena de los hechos una reclamación de “medios adecuados” para combatir la violencia machista, que pasarían por el incremento de los recursos materiales y personales, la promoción de la coeducación y la organización de campañas contra el silencio y la complicidad ante este tipo de crímenes.

“La tolerancia cero con la violencia y la discriminación contra las mujeres tiene que practicarse día a día, tiene que estar presente continuamente, tiene que significar una nueva manera de estar en el mundo, porque es absolutamente insoportable esta continua pérdida de vida de mujeres provocada por un terrorismo no reconocido ni combatido consecuentemente”, señalaron desde la formación nacionalista, en línea con todas las manifestaciones sobre el asunto que se sucedieron durante el día.