Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Díaz promete que no habrá más recortes en educación y sanidad

El pago de los complementos salariales a los funcionarios se mantiene, afirma la presidenta

Ampliar foto
Foto de familia de la presidenta de la Junta con empresarios andaluces.

No habrá más recortes en educación y sanidad y el compromiso de recuperar los complementos autonómicos de las pagas extra de los empleados públicos se mantiene intacto. Es la palabra de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, en un momento especialmente confuso respecto a la financiación de las comunidades autónomas, cuando todas se hallan en pleno proceso de elaboración de sus presupuestos para el próximo ejercicio, que será también año electoral.

La publicación este miércoles de la balanza fiscal (la diferencia entre los ingresos que se generan en un territorio y el gasto que destina el Estado a esos habitantes) no contribuyó a clarificar un debate muy complejo. A través de la Consejería de Hacienda, la Junta negó —“es mentira”, fue la expresión usada— que ni por población ni por PIB la comunidad sea la que más solidaridad reciba de todas las comunidades.

Minutos antes de celebrar un encuentro con medio centenar de empresarios, Díaz cuestionó el saldo fiscal y también dijo no compartir el documento con nuevas medidas de ajustes que se debatirá en el Consejo de Política Fiscal y Financiera el próximo 31 de julio. “En Andalucía no va a haber más recortes ni en salud ni en educación”, subrayó. A preguntas de los periodistas, la presidenta de la Junta dijo que “en absoluto” está en riesgo su promesa de recuperar los complementos de la paga extra a los empleados públicos andaluces en 2015. Esta partida supone un gasto de unos 320 millones de euros.

"El camino es ir unidos aunque haya quien no le guste”, dice De Lara

En la reunión con los empresarios, Díaz utilizó un tono y palabras conciliadoras al referirse al Gobierno central. “Necesito la alianza con el Gobierno de España para que Andalucía crezca por encima de la media nacional”, señaló antes de mostrar su rechazo a la publicación de las balanzas fiscales entre comunidades. Como ha hecho en las entrevistas que ha mantenido con los máximos ejecutivos de las principales empresas del país, Díaz esgrimió la “estabilidad política” de la comunidad para generar “confianza” en los mercados y pedirles a los empresarios que inviertan en Andalucía.

La “obsesión”, dijo Díaz, del Gobierno andaluz es la creación de empleo y la meta a corto plazo es la de bajar del millón de parados. Para conseguirlo, el Ejecutivo de coalición ha reducido las trabas burocráticas, un camino que la socialista no dio por agotado, y se ha centrado en cinco sectores: agroindustria, aeronáutico, turismo, construcción y minería.

Consciente de que todavía no está firmado el nuevo acuerdo de concertación, Díaz volvió a repetir que hay que “modificar” el diálogo social de los años atrás, “adaptándolo a los nuevos tiempos, midiendo los resultados y que genere seguridad”.

La reunión fue solicitada por la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA). Según la patronal, en la mesa participaron representantes de empresas que generan más de 100.00 puestos de trabajo directos y facturan conjuntamente 35.000 millones de euros.

El presidente de la CEA, Javier González de Lara, le mostró a Díaz el “apoyo” por su labor desde que accedió a la presidencia en septiembre de 2013, informa Efe. “El camino es ir unidos, a pesar de que haya quien no le guste y lo critique” con el objetivo de obtener recursos, fomentar la inversión y potenciar el diálogo social, dijo González de Lara. Este también aprovechó para recordar que la economía social está representada en la CEA a través de medio millón de pymes.