Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La gran afluencia de turistas no se traduce en más negocio hotelero

Alarma en los hoteles por la competencia de las segundas residencias

Turistas en una playa de Benidorm.
Turistas en una playa de Benidorm.

El sector turístico valenciano afronta su primera buena campaña tras siete años de crisis. Los datos objetivos son positivos. El aeropuerto de Alicante-Elche encadena tres meses consecutivos de incremento de pasajeros, con más de un millón de turistas cada mes y la patronal hotelera Hosbec de Benidorm terminó junio con el mejor dato de ocupación (92,3%) de la última década. Sin embargo, pese a las estadísticas oficiales la rentabilidad de los hoteles no aumenta. Las ofertas de todo incluido, debido a la fuerte competencia de otros destinos, la oferta ilegal de apartamentos y el auge de las segundas residencias están provocando que lleguen muchos turistas pero que consuman poco.

El presidente de los hoteleros de Benidorm, Antoni Mayor, no las tienes todas consigo. “Falta mucho por vender, algunos compañeros están nerviosos porque salvar la campaña dependerá de las reservas de última hora”, asegura el representante de los hoteleros, que esta semana presentaba en Benidorm, junto a la concejal delegada Gema Amor, una potente campaña de publicidad precisamente encaminada al turista nacional y de última hora. De hecho, la ocupación media de los hoteles de Benidorm se situó en el 88,4% durante la primera quincena de julio, lo que supone 2,7 puntos menos que el verano anterior.

Cada mes el número de turistas que llegan a la Costa Blanca aumenta. Durante el primer semestre del año, los pasajeros que deambularon por el aeropuerto de l'Altet alcanzaron la cifra de 4.522.397, un 6,4% más que el mismo período del pasado año. Los vuelos también se incrementaron en un 6,9%, sumando un total de 32.630 operaciones de enero a junio. Y en junio se encadenaron tres meses consecutivos de incremento de pasajeros, y se superó cada mes el millón de turistas.

"Venir está claro que vienen y consumen, pero muchos no se alojan en hoteles", admite Mayor quien reconoce que las segundas residencias dan cobijo cada día a un mayor número de turistas que compran en supermercados, van de compras y acuden a los bares. Según estimaciones de la patronal hotelera para el mes de agosto, a través de los portales de Internet, se han realizado 10.000 reservas entre particulares. El presidente de los hoteleros, no obstante, considera que la presente campaña será "positiva" porque al final se lograrán cifras similares o un poco superiores a las del año anterior.

Algo más optimista es el último informe de Exceltur sobre la rentabilidad del sector. Según este lobby turístico, el 39,4% de las empresas turísticas calculan que aumentarán sus beneficios este verano. Si el dato se compara con la encuesta realizada en 2012, que apuntaba que solo el 3,9% de las empresas ganaban dinero, es evidente que la situación empieza a mejorar. Sin embargo, para Antoni Mayor el problema son las ofertas de todo incluido que les obligan a reducir los beneficios. Para el hotelero de Benidorm la rentabilidad está mejorando en hoteles muy especializados (para adultos, solo para clientes nacionales, los que dejan traer mascotas…)

La oferta ilegal afecta a los apartamentos turísticos

Por otra parte, la “oferta ilegal” hundió la ocupación de los apartamentos turísticos de Benidorm en junio pasado, mes que se cerró con un 78,1% de plazas ocupadas, siete puntos menos respecto al mismo periodo de 2013, según informó la patronal hotelera Hosbec.

Además de concentrar casi 35.000 plazas hoteleras en Benidorm, Hosbec también dispone de algo más de 8.000 plazas de apartamentos turísticos en esa ciudad y más de 11.000 en el conjunto de la Costa Blanca.

Desde esta patronal resaltaronque junio pasado supuso el "quinto mes de bajadas continuadas" de la ocupación en los apartamentos turísticos de Benidorm, con descensos que varían entre los dos puntos de abril y los siete de junio.

El presidente de Hosbec, Toni Mayor, dijo que estos datos constatan que “la oferta ilegal no sólo hace daño a la industria hotelera, sino que también su impacto en el sector de los apartamentos reglados es más que evidente”.

Según Mayor, “la economía sumergida está devorando la actividad rentable, la actividad que genera ingresos y empleo”.

Más información