Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Un manifiesto antinacionalista se opone a que Rajoy negocie con la Generalitat

Entre los firmantes están los escritores Mario Vargas Llosa, Jon Juaristi y Jorge Martínez Reverte

Ampliar foto
El escritor Mario Vargas Llosa, durante un foro en Madrid, el 8 de julio. EFE

Un manifiesto suscrito por 50 intelectuales y escritores reclama a Mariano Rajoy mano dura contra el nacionalismo catalán y que no negocie nada con el presidente de la Generalitat, Artur Mas. El texto se presentará esta tarde a las puertas del Congreso de los diputados y llama a evitar “la derrota de la democracia española” como “primera obligación de los partidos políticos”. Eso es lo que, a juicio de los firmantes, persigue el secesionismo catalán del que se dice que “se hermana con el populismo antieuropeo”.

Entre los firmantes figuran los escritores Mario Vargas Llosa, Jorge Martínez Reverte, Jon Juaristi y Félix de Azúa; los periodistas Arcadi Espada y David Gistau, así como el director teatral Albert Boadella. La clase política está representada por el expresidente socialista de la Comunidad de Madrid Joaquín Leguina, la diputada del PP Cayetana Álvarez de Toledo, el ex secretario general de los socialistas vascos Nicolás Redondo Terreros o el ex secretario general de CCOO José María Fidalgo. El manifiesto se empezó a fraguar hace dos meses y se hace público coincidiendo con el momento en el que Rajoy y Mas han mostrado predisposición a dialogar.

El texto considera que “hasta ahora, el desafío secesionista no ha recibido la respuesta que merece”. La causa es que “España es hoy una nación adormecida en cuyas élites prevalecen el tacticismo y la resignación”, dicen. Por contra, los firmantes creen que “proliferan maniobras opacas para ofrecer nuevos privilegios al nacionalismo a costa de la soberanía de los españoles”, si bien no las atribuyen a nadie.

El manifiesto dice asumir la necesidad de abrir un debate público y por eso reclaman al Estado “que aplique toda la ley y advierta con claridad de las consecuencias de violarla”, en referencia a los efectos que podrían recaer sobre Artur Mas si convoca la consulta soberanista del 9 de noviembre. “Ninguna infracción legal puede quedar impune y ninguna sentencia puede ser desacatada”, añaden, en alusión a que el líder de CiU mantenga el referéndum si el Tribunal Constitucional lo suspende.

España es hoy una nación adormecida en cuyas élites prevalecen el tacticismo y la resignación

El manifiesto pide a PP, PSOE y UPyD “que demuestren su compromiso con hechos” y considera que “deben” hacer tres cosas: reivindicar la Constitución, rechazar cualquier negociación que limite la soberanía del conjunto de los ciudadanos y alcanzar un pacto público de unidad de acción contra el secesionismo que garantice la decisión de someter a referéndum “cualquier alteración de las bases constitucionales”. Finalmente, reclaman a los ciudadanos “que trabajen organizadamente por la deslegitimación intelectual y política del nacionalismo” y que se movilicen junto a ellos.