Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Sareb cede 600 viviendas a la Generalitat para alquiler social

Se pondrán en el mercado de alquiler de forma gradual durante un período inicial de cuatro años

La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), más conocida como 'banco malo', ha cedido 600 pisos a la Generalitat de Cataluña para destinarlos a alquiler social, con una cuota mensual que oscilará entre los 150 y los 400 euros.

Las viviendas están situadas en 72 municipios en los que el gobierno catalán ha acreditado la existencia de una fuerte demanda de pisos con rentas asequibles, principalmente del área metropolitana de Barcelona, pero también en las demás capitales de provincia y de comarca de toda Cataluña.

El conseller de Territorio y Sostenibilidad, Santi Vila, ha presidido hoy la firma del acuerdo entre la presidenta de la Sareb, Belén Romana, y el presidente de la Agencia de la Vivienda de Cataluña, Carles Sala. Vila ha explicado que los pisos se pondrán en el mercado de alquiler de forma gradual y que los gestionará la Agencia de la Vivienda de Cataluña durante un período inicial de cuatro años, con posibilidad de prorrogarlo.

Una vez finalice el plazo establecido, la Sareb recuperará la titularidad de los pisos y subrogará los contratos de alquiler vigentes. En declaraciones a la prensa, el conseller ha asegurado que este "importante" convenio es fruto "de muchos meses de gestación" y de negociaciones entre ambas instituciones y ha remarcado que es el primer contrato de este tipo que firma la Sareb, sociedad que gestiona activos procedentes de la reestructuración bancaria y que nació en el año 2012 para impulsar el saneamiento del sector financiero español.

Tras la firma de este convenio, la Agencia de la Vivienda de Cataluña pasará a gestionar un total de 1.230 inmuebles en modalidad de alquiler social cedidos por la Sareb, Catalunya Banc y Bankia.  El pasado año, la nacionalizada catalana puso a disposición de la Generalitat 400 pisos con rentas bajas, de entre 150 y 350 euros, de los que 150 ya están en manos del Gobierno catalán.

El pasado mes de febrero, además, Bankia cedió 230 pisos para este mismo fin a la administración catalana, de los que una treintena ya están entregados, según ha indicado Carles Sala. Además de los 600 pisos que la Sareb ha cedido a Cataluña, la sociedad cuenta con otras 1.400 viviendas disponibles para alquiler social para otras comunidades autónomas.

Más información