Fallece un joven de 18 años en una atracción de Terra Mítica

La Policía abre una investigación para determinar si fallaron los sistemas de seguridad

Foto de archivo de la atracción donde ocurrió el accidente. Atlas / EFE

Estaba disfrutando en Torrevieja de unas vacaciones con su padre y un amigo, y decidieron pasar el día en Terra Mítica, el parque de ocio de Benidorm. Pero la atracción a la que decidieron subirse, que se llama precisamente Inferno, se convirtió en algo mucho más que infernal.

Un joven islandés de 18 años falleció en la tarde de este lunes al precipitarse al vacío y salir disparado desde esta atracción. Según confirmaron fuentes del CICU y de Emergencias de la Generalitat Valenciana el suceso se registró pasadas las 17.30 horas en la atracción llamada Inferno. Se trata de una montaña rusa gigante en la que los usuarios dan giros de hasta 360 grados en el aire y en la que se alcanzan velocidades que llegan a los 60 kilómetros por hora.

La principal hipótesis que baraja la Policía es que el joven salió disparado por “un posible fallo en el sistema de seguridad del arnés” que lo sujetaba. Ahora los peritos policiales intentarán determinar si el arnés “se rompió o se soltó”.

Los servicios de emergencia acudieron al parque, pero no pudieron hacer nada por salvar su vida, ya que sufrió múltiples contusiones y golpes. La Policía Nacional precintó la atracción y abrió una investigación para determinar si falló el sistema de seguridad. La atracción de este parque fue inaugurada en julio de 2007, se encuentra ubicada en el área de Roma del parque, donde ocupa una superficie de 400 metros cuadrados. Terra Mítica en 2010 pasó a manos privadas tras la ruinosa gestión de la Generalitat. Tras invertir 240 millones de euros y embarcar a la CAM, Bancaja, en 2005 el parque presentó suspensión de pagos tras acumular un pasivo de 218 millones de euros y arrastrar otros 120 de pérdidas.

La dirección del parque difundió anoche un comunicado en el que destacó que la atracción Inferno “cuenta con la certificación oficial, a cargo de una empresa externa competente que realiza revisiones periódicas”. Además, el personal de mantenimiento revisa cada día “el correcto funcionamiento de la atracción”. Los informes y la documentación de las revisiones se entregaron a la Policía Judicial. Terra Mítica “desconoce” las causas del siniestro y continuará investigando los motivos de tan “desafortunado accidente” ya que en los 14 años de funcionamiento del parque no se registró ningún siniestro. La dirección del parque tildó de “intachable” su trayectoria en materia de seguridad y brindó todo su apoyo a la familia de la víctima.

El TSJ de la Comunidad Valenciana informó, por su lado, que el juzgado de Instrucción 2 de Benidorm ha abierto una causa por esta muerte y la juez espera el atestado policial.