Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gran archivo sobre los Borja se irá de Valencia por desinterés público

Los dos millones y medios de documentos están en el Intitut Internacional d'Estudis Borgians

El Institut d'Estudis Borgians ha anunciado que los más de dos millones  y medio de documentos relativos a la familia de los papas Borgia procedentes del Archivo Secreto del Vaticano "se irán de Valencia", donde se encuentran depositados desde el año 2007, a causa del "desinterés de las instituciones".

El organismo cultural tienen previsto explicar los detalles de esta decisión en la rueda de prensa que ha convocado para el próximo lunes en el Octubre Centre de Cultura Contemporània (OCCC), donde, hasta el momento, se custodian los fondos documentales. En el acto participarán, Eliseu Climent, secretario del Instituto Internacional d'Estudis Borgians, y el catedrático de Historia Medieval de la Universitat de València Antoni Furió.

El instituto recuerda que entre la abundante documentación que guarda hay material sobre los papados completos de los valencianos Calixto III y Alejandro VI. La mayoría de esta documentación es "inédita y su estudio permitiría conocer definitivamente las características más importantes de esta familia valenciana universal", subrayan desde la entidad.

"Los archivos vaticanos --prosiguen-- se encuentran en poder del Instituto Borja desde noviembre de 2007, cuando fueron entregados en una ceremonia donde participaron, entre otros, Luca Carboni, secretario del Archivio Segreto Vaticano, y Jaime de Marichalar, entonces presidente de la Fundación Winterthur, que patrocinó la adquisición".

Pero, "tras siete años de dirigirse ininterrumpidamente a las instituciones valencianas para que colaboraran en el estudio de estos fondos, sin haberse obtenido ni una respuesta positiva, el Institut d'Estudis Borgians ha decidido que los fondos vaticanos abandonarán Valencia para ir a otro lugar donde sí puedan ser estudiados".

El fondo documental, según se detalló en el momento de su llegada a la capital valenciana, está integrado por cientos de miles de documentos de más de cinco siglos de antigüedad que reúnen la información disponible en el Vaticano sobre los pontificados de Calixto III y Alejandro VI.

Un equipo de trabajo del Institut d'Estudis Borgians trabajó en la digitalización y ordenación de los fondos desde que en 2002 se firmó un acuerdo que suponía que, por primera vez, el Vaticano aceptaba facilitar esta información inédita.

Se trata fundamentalmente de documentación de carácter burocrático que servirá para "arrojar luz" a la historia de la poderosa familia Borgia, sin la cual no se puede entender el devenir de la Europa Moderna.

Entre el material digitalizado que se entregó en Valencia en alrededor de 500 volúmenes (unos 300 dedicados a los 11 años de papado de Alejandro VI, desde 1492 a 1503, y más de 150 a los tres, de 1455 a 1458, de Calixto III) destacan materiales referidos a aspectos poco investigados sobre los dos pontífices, como su labor en el plano espiritual, siempre en un segundo lugar por las intrigas políticas; su entorno cardenalicio, compuesto por los hombres que les acompañaron desde tierras valencianas y que desempeñaron un papel clave en la corte papal, cómo administraron la economía de la Santa Sede, o su labor de mecenazgo.

Otros de los documentos que se pueden encontrar en este archivo son las famosas bulas de Alejandro VI por las que se concedían a los reyes de Castilla y Aragón las tierras descubiertas más allá del Atlántico a condición de que fueran evangelizadas; las cartas privadas de Alejandro VI y sus hijos; testimonios escritos que dan cuenta de la compleja política internacional que mantuvo este Papa, oscilando siempre entre las dos potencias de la época, España y Francia, o la apasionada voluntad de Calixto III a favor de la Cruzada.