La ‘ley Wert’ no se aplicará en Andalucía, País Vasco y Cataluña en septiembre

Estas tres comunidades argumentan que no pueden cumplir con el calendario de la LOMCE

La implantación de la reforma educativa del ministro José Ignacio Wert será, cuanto menos, dispar. Es lo que se prevé que ocurra en septiembre, cuando se debería empezar a aplicar la ley en educación primaria. Tres autonomías —Andalucía, Cataluña y País Vasco— han anunciado que no van a tener listos para el inicio del curso los desarrollos curriculares para poder implantar la reforma en primero, tercero y quinto de primaria, por donde se debe empezar a desplegar la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE). A este problema se añade la denuncia de la Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza (Anele), que alerta de que ocho comunidades están pidiendo a los centros educativos que no renueven los manuales, que deben adaptarse también a la LOMCE.

En Andalucía, Cataluña y País Vasco están escolarizados el 40,7% de los alumnos de primaria de todo el país. Estas autonomías argumentan que el ministerio no les ha dado tiempo suficiente para poder aprobar sus decretos autonómicos. El resto de autonomías, según han informado a EL PAÍS, sí esperan tener todo listo para el inicio del curso.

La queja por los ajustados plazos es recurrente desde hace meses. Las protestas de las autonomías —incluidas algunas del PP— hicieron que Wert suavizara el calendario. Pero las tres comunidades mencionadas, que no están controladas por el PP, sostienen que los plazos siguen haciendo imposible tener lista su normativa en septiembre. Entre la aprobación de la LOMCE (en diciembre de 2013) y el inicio del curso solo habrá nueve meses de margen. Cuando se aprobó en 2006 la anterior Ley Orgánica de Educación (LOE) las comunidades tuvieron 16 meses. “Pretender que una ley aprobada en diciembre entre en vigor en septiembre supone dotarla un plazo muy ajustado”, considera Alejandro Tiana, ex secretario general de Educación y uno de los impulsores de la Ley Orgánica de Educación que redactaron los socialistas. Tiana explica que hacen falta márgenes amplios porque el proceso de adaptación de currículos requiere dos pasos. El Estado fija las enseñanzas mínimas —algo que debe pasar por órganos consultivos, como el Consejo Escolar del Estado, y la negociación con los sindicatos—. Luego las comunidades aprueban sus propios decretos, lo que supone una nueva toma de consideración en organismos externos, como los consejos escolares autonómicos. “Por mi experiencia, la tramitación de un decreto no es fácil que consuma menos de cuatro o cinco meses por cada uno de los pasos”, añade Tiana, actual rector de la UNED.

Calendario

Implantación de la Ley Orgánica de Educación (LOE), de 2006

3 de mayo de 2006. Aprobación de la LOE.

7 de diciembre de 2006. El Ministerio de Educación publica el real decreto por el que se establece el currículo básico de Educación Primaria. 

Septiembre de 2007. Inicio del curso. La LOE se empieza a aplicar en primero y segundo de Educación Primaria. Transcurren 16 meses entre la aprobación de la reforma y su aplicación. 

Implantación de la Ley para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), de 2013

9 de diciembre de 2013. Aprobación de la LOMCE.

1 de marzo de 2014. El Ministerio de Educación publica el real decreto por el que se establece el currículo básico de Educación Primaria.

Septiembre de 2014. Inicio del curso. La LOMCE se empieza a aplicar en primero, tercero y quinto de Educación Primaria. Transcurren nueve meses entre la aprobación de la reforma y su aplicación.

Andalucía ha publicado unas instrucciones, dirigidas a los colegios, en las que se deja claro que la LOMCE no se aplicará en primaria. Argumenta que “resulta imposible que la normativa andaluza pueda estar aprobada y publicada a tiempo”. Y se señala que, hasta que se puedan aprobar esos decretos y órdenes, “cada centro docente mantendrá la ordenación curricular” actual. Es decir, que se seguirán rigiendo por la anterior normativa. En la práctica esto supone que en Andalucía se seguirá impartiendo Educación para la Ciudadanía en quinto de primaria. También Educación Artística seguirá siendo obligatoria. Conocimiento del Medio no se dividirá en dos materias y los horarios no cambiarán.

La postura del País Vasco es similar. Esta comunidad no tendrá tampoco listo el desarrollo curricular para primaria en septiembre. La consejera de Educación, Cristina Uriarte, ha indicado en varias ocasiones que necesitaría al menos ocho meses. Esos ocho meses empezaron a contar a partir del 28 de febrero, cuando el ministerio aprobó, a través de un real decreto, su parte del currículo de primaria. En la última reforma educativa, el País Vasco tardó 10 meses en tener listo su desarrollo curricular y ahora se prevé que esté aprobado a finales de 2014 o principios de 2015. Cataluña también había alertado de que necesitaba nueve meses para completar su desarrollo autonómico. Como alternativa, la Generalitat publicará antes de las vacaciones una resolución transitoria. El texto servirá para mantener el mismo horario en primaria, se asegurará la oferta de la asignatura de Música y se mantendrán ciertas competencias de los consejos escolares, informa Ivanna Vallespín. “Como no hemos tenido tiempo de hacer el decreto lo hemos hecho de esta manera. Además, estamos pendientes de poder parar la LOMCE”, aseguró este viernes el Gobierno catalán. Cataluña, al igual que el País Vasco y Andalucía, han recurrido en el Constitucional la ley. Estas tres comunidades rechazan hablar de insumisión. Sostienen que el próximo curso será de “transición”.

José Moyano, presidente de Anele, sí habla de “insumisión encubierta” al referirse a la negativa de ocho de las 17 comunidades a que los colegios tengan el próximo curso los libros adaptados a la LOMCE. Este asunto no se circunscribe solo a las autonomías que no son del PP. Según Anele, en Castilla y León y Cantabria también se ha indicado a los centros que no cambien los libros.

La Confederación Española de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa) respalda la no renovación. “Pedir que no se cambien los manuales parece de puro sentido común”, explica José Luis Pazos, portavoz de Ceapa. “La situación de crisis no es como para tirar libros nuevos”, añade. Moyano entiende la situación complicada de las familias. Pero culpa al ministerio del problema generado por haber eliminado las ayudas para los libros de texto. “Se equivoca el ministerio reservando para este año de cambio cero para ayudas a las familias. No se puede liderar un cambio con esas políticas”, sostiene Moyano.