Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE andaluz apoya que los militantes elijan al secretario general

Susana Díaz: “El congreso tiene que ser por el bien del país”

Susana Díaz, aplaudida por el secretario de Organización, Juan Cornejo, y el portavoz, Mario Jiménez, este miércoles en la Cámara andaluza. Ampliar foto
Susana Díaz, aplaudida por el secretario de Organización, Juan Cornejo, y el portavoz, Mario Jiménez, este miércoles en la Cámara andaluza. EFE

Los socialistas andaluces se han sumado a la opinión de que los militantes participen en la elección del secretario general, aunque esta opción no figuraba hace unos días en sus cábalas. Fue el secretario de Organización del PSOE andaluz, Juan Cornejo, el que expresó su opinión “personal” de que que “no suena mal que los militantes puedan participar en la elección del secretario general". Aunque esta decisión no se ha debatido en ninguna ejecutiva, la mayoría de los dirigentes consultados no dudan de que una opinión de este calado está respaldada por Susana Díaz.

La federación andaluza quiere que el congreso tenga reglas claras y nítidas y aunque la participación de los militantes no está contemplada en los estatutos internos, creen que es posible estrenarlas en el congreso de julio si hay un consenso amplio de todos. El anuncio de Cornejo sorprendió a muchos dirigentes andaluces que interpretaron que Díaz no quiere de ninguna de las maneras pasar como la que persona que veta esta apertura. Este dijo que el PSOE andaluz "siempre ha sido un partido que ha apoyado la máxima participación posible".

Fuentes de la ejecutiva andaluza exigieron mayor determinación y “orden” a la dirección de Rubalcaba para establecer un procedimiento reglado para el congreso.

Antes de dar a conocer este posicionamiento, la presidenta de la Junta de Andalucía y secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, ha apostado por que el congreso extraordinario socialista no pierda de vista los intereses de España. "El congreso tiene que ser como el nuestro, por el bien del país", ha dicho a los miembros del grupo parlamentario socialista de la Cámara autonómica en una intervención que ha sido abierta a los medios de comunicación. "Nuestro congreso fue por el bien de Andalucía y el que hagamos en España tiene que ser por el bien del país", ha enfatizado. 

Díaz  ha hecho un discurso netamente centrado en Andalucía y no ha dado ninguna pista sobre los pasos que va a dar de cara a este cónclave. La líder del PSOE  ha pedido a los suyos que no se "distraigan" por el congreso. "Ni las dificultades orgánicas nos pueden distraer, ni al PSOE andaluz, ni al grupo parlamentario ni al Gobierno" autónomo, ha comentado antes de subrayar que "no pueden defrauda la confianza mayoritaria" que ha recibido el PSOE andaluz en las pasadas elecciones europeas.

La candidatura encabezada por Elena Valenciano cosechó el pasado domingo el 35% de los votos en esta comunidad, nueve puntos más que la del PP de Miguel Arias Cañete. Es la primera vez que los socialistas andaluces consiguen ser los más votados desde 2009. Desde entonces habían encadenado tres derrotas consecutivas en las elecciones municipales de 2011, las generales de ese año y las autonómicas de marzo de 2012. "Eso nos dolió", ha admitido.

La secretaria general de los socialistas andaluces ha asegurado que el resultados del domingo en Andalucía "ha devuelto al barco del PSOE del puerto de donde nunca debió salir"  y que ahora los "ciudadanos" miran a su partido "con otros ojos". Díaz ha apelado a los suyos a no perder "el sentido común, la humildad y el esfuerzo" y a "no tener miedo a los cambios moderados y responsables". "Hay que seguir cambiando con determinación, energía y aspirar a una mayoría social más amplia", ha dicho.

Ha recordado que en el congreso de Granada en el que fue elegida secretaria general, también de carácter extraordinario, abogó por una "ola de cambio" en Andalucía que, según ha dicho, ahora "no debe parar". "No tenemos tiempo para celebraciones, tenemos un paro elevado. Estamos demostrando que la crisis no es una excusa para desmantelar el Estado del Bienestar. Aquí no hay mareas verdes y blancas. Estamos cumpliendo con nuestra palabra y eso es lo que nos va a permitir que la gente nos devuelva la confianza".

Más información