Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno se lía con las horas que quiere destinar a educación física

Deportes dice que no es realista algo que propone el plan de salud

Ampliar foto
El director de Juventud y Deportes, Jon Redondo, comparece este lunes en el Parlamento vasco.

El Gobierno vasco parece no tener clara cuál es su apuesta con la educación física en los centros escolares. El director de Deportes, Jon Redondo, y la de Salud Pública, Miren Dorronsoro, han planteado este lunes en el Parlamento la necesidad de abandonar los hábitos sedentarios como fórmula para conseguir una ciudadanía con mayores cotas de bienestar, algo que debe trabajarse, coincidieron, desde la etapa educativa. Ambos han resaltado durante la presentación del plan estratégico de actividad física Mugiment  que la opción de aumentar las horas lectivas en esa materia no es realista.

Redondo ha llegado a señalar que la idea de solicitar una hora más de educación física en el currículum educativo “sería desconocer la realidad y la situación económica”. Pero la negativa de ambos a que la educación física abarque un horario más amplio del que actual está dispuesto contrasta sin embargo con el plan de salud recientemente aprobado por el Consejo de Gobierno. Entre sus objetivos está claramente recogido el de “aumentar las horas lectivas semanales de educación física en todos los niveles educativos”, una meta que, a tenor de las palabras de ambos responsables de Deportes y Salud de este lunes, el Gobierno ha dado por abandonada tan solo cinco meses después de la entrada en vigor del plan de salud que abarcará hasta el año 2020.

El plan de salud, que no traduce ese objetivo en indicadores concretos para evaluar si se ha cumplido al terminar la vigencia del plan, es una de las bases de Mugiment. De hecho, el documento entregado este lunes señala que el proyecto está “en sintonía” con el plan de salud. Ya en el momento en que se aprobó el plan con este detalle que involucra a Educación, esta última consejería reconoció no tener esta cuestión en agenda.

El Ejecutivo estudia que los empleados de Lakua realicen más actividad física

Y este lunes Redondo ha apostado por conseguir que la actividad física se inserte en las distintas asignaturas, intentando que las actividades educativas puedan ser más activas en términos físicos, “evitando el sedentarismo”.

Dorronsoro, una de las artífices del plan de salud para el próximo sexenio, ha dicho “no saber” si lo conveniente es añadir “una, dos, tres horas” a la educación física, y ha apuntado al modelo francés, de “aprovechar cualquier momento para la actividad física”. Entre las iniciativas que el Gobierno plantea para incentivar la actividad física entre los distintos colectivos está la de predicar con el ejemplo. Por esa razón, Redondo ha adelantado que su intención es crear una experiencia piloto en la sede del Gobierno en Vitoria, para poner en práctica el impulso de la actividad física con los empleados públicos de Lakua.

Ni Redondo ni el departamento han querido dar más detalles, pero plantearon esta prueba como la antesala para extender estas prácticas en el ámbito laboral al terreno de las empresas privadas.

En el terreno sanitario, Osakidetza ha empezado ya a realizar prescripción de deporte, además de medicamentos, aunque la directora de Salud Pública ha reconocido que tienen que formar a los profesionales del Servicio vasco de Salud.