Parla es el municipio español que incrementó más su deuda en 2013

El endeudamiento de la localidad del PSOE creció en 329 millones en 12 meses

Navalcarnero (PP) aumentó en 53 millones sus obligaciones pendientes

Parla agrandó el año pasado su condición de ayuntamiento fallido hasta límites insospechados al disparar su deuda de forma meteórica hasta los 369,4 millones de euros. La cifra supone un aumento de 329 millones respecto a la deuda total que el municipio de 125.000 habitantes tenía en el ejercicio de 2012 (40,4). Los siguientes municipios de España que más incrementaron su deuda fueron, a mucha distancia, Jaén (115 millones, con una población de 116.000 habitantes) y Reus (92 millones para 107.000 ciudadanos). Para valorar la cuantía de la deuda viva de la localidad, gobernada por el PSOE, el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ha considerado los créditos financieros, los valores de renta fija, los préstamos o créditos transferidos a terceros, el pago a proveedores, el fondo de financiación y otros factores.

“No tengo una explicación para los cálculos del Ministerio, es imposible que de un año a otro pasemos a semejante cifra... En este informe lo que han debido hacer es incluir la deuda de los tres diferentes pagos a proveedores... El primero significó unos 248 millones, el siguiente muy poco, unos 3,5 y en el tercero unos 46”, apunta el concejal de Hacienda, Fernando Jiménez. El responsable de las arcas de la ciudad que dirige José María Fraile desde 2008 —su antecesor fue entre 1999 y 2008 Tomás Gómez, el actual secretario general de los socialistas madrileños— destaca que Parla es de los menos endeudados con deuda financiera, con unos 30 millones.

Pese al márketing de Jiménez la situación de Parla, con una deuda por habitante de 2.941 euros, no es nada halagüeña. El Tribunal de Cuentas ya le aupó como el Ayuntamiento español de más de 5.000 habitantes con más deuda a proveedores por habitante a 31 de diciembre de 2011 con un promedio de 2.047,9 euros por cabeza (en total, 250 millones). El informe no reflejaba el endeudamiento a corto plazo.

La deuda per cápita de los 125.000 habitantes de Parla es de 2.941 euros

Si el futuro de Parla pinta muy oscuro, tampoco es estupendo el presente de Navalcarnero (PP). Con una población de 26.000 habitantes, su deuda también subió como la espuma el curso pasado, pasando de los 37,2 millones de 2012 a 90,1. Esto es, una diferencia de 53 millones que sitúa a la villa que Baltasar Santos gobierna de forma ininterrumpida desde 1995 en el octavo lugar de los diez municipios españoles que más vieron crecer sus pagos pendientes, ya sea en deuda financiera como comercial. Entre los proyectos más polémicos de la localidad se encuentran las cuevas excavadas bajo su plaza principal, y que según la oposición podrían haber costado 40 millones de dinero público. O el polideportivo abandonado a medio hacer tras un desembolso de 10,5 millones.

“¡Cada uno de los 26.000 ciudadanos sale a 3.455 euros por cabeza, una auténtica barbaridad! Es imposible que podamos pagar este desastre, y todo por culpa de la gestión nefasta de un señor y su grupito de confianza”, se indigna José Luis Adell, portavoz del PSOE en Navalcarnero. No le falta razón: el promedio es el mayor de todos los municipios de la Comunidad de Madrid poblados por más de 5.000 personas. Completan el podio Parla y Madrid, con una deuda per cápita de 2.194 euros.

En el caso de los 26.000 ciudadanos de Navalcarnero, salen a 3.455 euros

La capital es la ciudad que acumula más deuda con creces, con unas obligaciones de 7.035 millones, a años luz de Barcelona (1.110), Valencia (872) o Zaragoza (861). Aunque rebajó en 394 millones la deuda respecto a 2012, la situación de sus cuentas sigue siendo alarmante. De hecho, el Ministerio de Hacienda tiene intervenidas las cuentas municipales de Madrid desde 2012, tras aprobar dos rescates consecutivos (en total, 1.370 millones) para abonar sus facturas pendientes.

Además de los casos de Parla y de Navalcarnero en cuanto a incremento de la deuda, dentro del top ten nacional aparece otra ciudad madrileña: Rivas (IU), con una deuda viva de 70,5 millones en 2012 que un año más tarde era de 121,6. Es decir, 51 millones más. Sus 78.000 habitantes salen a una media de 1.556 euros a abonar.

Solo 34 de los 178 municipios de la región no tienen pagos por realizar

Frente a los fiascos señalados, Fuenlabrada (PSOE-IU) es, tras el caso excepcional y en cierto punto incomparable de Madrid, la localidad madrileña que más ha saneado sus resultados. Así, su regidor, Manuel Robles, consiguió rebajar la deuda de 41,5 a 33,3 millones. Una diferencia de más de ocho millones que deja unas obligaciones de tan solo 169 euros a cada uno de sus 197.500 ciudadanos.

Getafe figura en el tercer lugar entre los más aplicados. Con Juan Soler a los mandos (PP), la ciudad de más de 172.000 ciudadanos ha logrado menguar la deuda viva en 7,3 millones y dejarla en 41,7. El pago pendiente por habitante también es asumible, con 242 euros. A continuación está Coslada, también del PP, que pese a que ha restado 7,2 millones a la deuda, dejándola en 38,7 millones, tiene que afrontar unas obligaciones per cápita mayores que las de Getafe, con 424 euros.

Las localidades que más deuda sanearon fueron Madrid, Fuenlabrada y Getafe

Justo un euro menos tendrían que desembolsar los 47.500 pobladores de Boadilla del Monte (PP). Su regidor, Antonio González Terol, se afianza entre las grandes promesas de Génova en la región tras poner orden en uno de los municipios epicentros de Gürtel y haber rebanado 7,1 millones de la deuda que tenía en 2012 (27,2 millones) y dejarla en 20,1 millones. Alcobendas, que también controla el Partido Popular, ocupa el sexto puesto del ránking de los 84 Ayuntamientos -hay 178 en la región- que han mejorado su deuda (empeoró en 60). En su caso disminuyó en 6,6 millones (de 24,6 a 18).

Entre los 34 municipios que no tenían ningún pago pendiente al cierre del ejercicio de 2013 figuraban solamente tres de más de 5.000 habitantes: Colmenar Viejo, Arroyomolinos y San Agustín del Guadalix, todos gobernados por el Partido Popular.