Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Un niño alérgico muere tras tomar un yogur de soja en una granja escuela

El pequeño, de seis años, estaba de excursión en la localidad de Villanueva de Perales

Los monitores estaban advertidos por la familia de que no podía ingerir la proteína de la leche

 atlas

Un niño de seis años que se encontraba de excursión en una granja escuela de Villanueva de Perales falleció anoche en el hospital de Móstoles tras sufrir un choque alérgico. De acuerdo con los primeros datos, la reacción pudo producirse al ingerir un yogur de soja, supuestamente compatible con la alergia a la proteína de la leche que padecía el menor. Los responsables de la granja escuela estaban advertidos por la familia de este problema, según fuentes de la investigación.

El alcalde de la localidad, César Muñoz, ha explicado a Efe que el niño fallecido sufría un cuadro de asma importante desde el lunes, cuando llegó a la granja escuela. En el momento en que el niño tomó el yogur comenzó a sufrir dificultad respiratoria. Los monitores llamaron a sus familiares, que les explicaron cómo tenían que aplicar la medicación que el menor había llevado a la excursión.

El peligro de ser alérgico

Se estimada que el 3% de los españoles padecen alguna alergia alimentaria, lo que se traduce en 1.330.000 afectados, según la Asociación Española de Alérgicos a Alimentos y Látex. La alergia es un mecanismo inmunológico que nada tiene que ver con la conocida intolerancia. “Un paciente que no tolera, por ejemplo,  la lactosa carece de la enzima que metaboliza esta substancia. En ningún caso ingerir un alimento no recomendado puede causarle la muerte”, explica el pediatra Jaime Dalmau, especialista en nutrición y metabolopatía del Hospital Infantil de la Fe de Valencia.

Un alérgico a la proteína de la leche muestra síntomas respiratorios y cutáneos, además de los puramente digestivos de los intolerantes a la lactosa. Muy pocos se clasifican como alérgicos altamente sensibilizados, personas con un nivel alérgico muy alto que pueden morir al ingerir los alimentos prohibidos.

Un buen sustituto, principalmente de los productos lácteos, para los afectados por una alergia a la proteína es la soja. Esta legumbre puede compatibilizarse  totalmente con la afección. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el 15% de los hipersensibles a la leche lo son también a otros alimentos.

Ante el empeoramiento del pequeño, los monitores encargados de su cuidado decidieron trasladarlo en coche hasta el hospital más cercano, el Rey Juan Carlos de Móstoles, aunque en el camino entró en parada cardiorrespiratoria, por lo que pidieron ayuda al 112.

Efectivos del Summa y una ambulancia de la Cruz Roja atendieron al niño en el kilómetro 6 de la carretera M-523 y lograron reanimarlo para continuar su traslado al hospital en estado crítico, donde poco después de su ingreso falleció. Fuentes del 112 indicaron anoche que el niño había entrado en estado de shock anafiláctico por una reacción alérgica.

Los agentes de la Guardia Civil de Arroyomolinos han iniciado la investigación del caso. Se han recogido muestras para mandar al laboratorio de criminalística, que se contrastarán con las que se tomen durante la autopsia. Esta tarde empiezan a tomar declaraciones tanto de los cuidadores como de cualquier persona que pueda aportar datos sobre lo ocurrido, han informado.

El director del colegio en el que estudiaba el niño ha asegurado que cuentan "con protocolos bien marcados, que se siguen perfectamente" para los niños con alergias y que en este caso "los protocolos han funcionado, a pesar del fatal desenlace".

El caso guarda similitudes con la muerte en 1986 de un niño de dos años y medio ingresado por una bronquitis en el hospital infantil de La Paz. Dos enfermeras dieron un petit suisse al pequeño, alérgico a los derivados lácteos, lo que le causó la muerte en media hora. Ambas fueron condenadas a un año de cárcel por no verificar el historial clínico del niño, en el que constaba que no podía tomar estos alimentos.