El retorno del euro por receta desconcierta a las farmacias

Salud ignora si tendrá que devolver los 50 millones recaudados porque dice que aún no ha leído la sentencia

 VIDEO: ATLAS

Apenas se hablaba ayer en las farmacias catalanas de sentencias judiciales ni recetas a un euro. Un día después de que el Tribunal Constitucional declarara inconstitucional el euro por receta aplicado en Cataluña el pasado año, la indiferencia de los clientes —algunos incluso desconocían la noticia— chocaba con la incertidumbre de algunos boticarios, que desconocían las consecuencias que puede acarrear esta sentencia. Pacientes y farmacéuticos coincidían al desconfiar de que la devolución del euro por receta recaudado llegue a ser una realidad.

“¿Qué va a pasar ahora?, ¿van a devolver todo lo que nos hicieron recaudar? Con la de deudas que tienen, ¿de dónde lo van a sacar? Es imposible...”, comentó Xiomara Pivet, una joven boticaria de la calle de Ferran, en el barrio Gótico de Barcelona. Con la medida, aplicada entre junio de 2012 y enero de 2013, el Departamento de Salud asegura haber recaudado unos 49 millones de euros y ahorrado, con el “efecto disuasorio” que supuso la tasa, otros 110 millones. “Es bastante inocente pensar que pueden hacer frente al retorno del euro por receta. Si no son capaces de afrontar las facturas, no podrán pagar un regalito como éste”, valoró Francesc Pla, vicepresidente del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona.

Una farmacéutica sirve medicamentos a unos clientes en una botica de Barcelona.

A falta de que la sentencia del Constitucional se haga pública, el desconcierto se ha apropiado de instituciones, farmacéuticos y entidades del sector sanitario. A última hora de la tarde de ayer, una portavoz de Salud confirmó que el departamento todavía no había tenido acceso al documento e ignoraba si tendría que devolver los casi 50 millones recaudados. “Antes de hacer una valoración, hay que analizar y estudiar el texto jurídico”, matizó.

Sin embargo, quien sí se atrevió a valorar la sentencia del Constitucional y hablar de una posible devolución de la recaudación fue el consejero de Presidencia, Francesc Homs. El también portavoz del Gobierno catalán aseguró ayer en declaraciones a Ràdio 4, RAC-1 y Catalunya Ràdio que la resolución evidencia que Cataluña “tiene una autonomía muy raquítica” en materia sanitaria. Aunque reconoció no haber podido acceder a la sentencia completa, afirmó que “se tendrá que instrumentar la manera de resarcirlo”. Homs se atrevió a calcular, además, que devolver el dinero recaudado supondría, “como máximo”, unos 35 euros por persona. Con todo, el titular de Presidencia insistió en que sería más costoso articular “la gestión administrativa para devolverlo que el resarcimiento del euro”.

Juan y su esposa, vecinos de Ciutat Vella, lamentaban ayer con su boticaria las idas y venidas del euro por receta, aunque celebraron, al fin, el fallo del Constitucional. “Hombre, es que eso no era normal. Cotizas toda la vida a la Seguridad Social y tienes que pagar luego otra vez. No tiene sentido”, razonó el anciano. Su farmacéutica, que prefirió no dar su nombre, recordó como algunos de sus clientes reducían las dosis de medicamentos que adquirían para no pagar la tasa. “La gente no podía permitirse pagar eso. Yo he visto a gente que, en vez de comprar las 15 dosis de insulina que necesitaba, cogía 10 e intentaba pasar con ellas. Y eso era muy peligroso”, apuntaba la boticaria.

Por esa misma línea han ido las reacciones de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), que en un comunicado exigió “el reintegro de las cantidades indebidamente percibidas” por tratarse de unas tasas que “penalizaba a las personas más enfermas y con menos ingresos dificultando su acceso a las prestaciones farmacéuticas”.

Los principales sindicatos también aplaudieron la resolución del Constitucional y, mientras el secretario general de CC OO, Joan Carles Gallego, apuntó que la tasa “no era una norma socialmente justa”, UGT se unía a las voces que exigían la devolución inmediata del dinero, por haberse recaudado “de forma fraudulenta”.

Llamada a los pacientes a reclamar

La Asociación del Defensor del Paciente quiso ir un paso más allá en las exigencias para que el Departamento de Salud devuelvan los 49 millones recaudados con el euro por receta e instó a los pacientes a que sean ellos mismos los que reclamen y exijan “la devolución de las cantidades indebidamente pagadas, desde el momento que se pagaron hasta que se suspendieron”.

La entidad animó a los usuarios a pedir justificantes del euro pagado en las farmacias donde se adquirieron los fármacos y presentarlos ante Salud. Según una portavoz del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona, los sistemas informáticos tienen registrado lo que cada usuario ha pagado en concepto de tasa.

Más información