Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El CaixaForum de Sevilla ocupará parte del aparcamiento de la Torre Pelli

El proyecto de Vázquez Consuegra cuenta con 20 millones de presupuesto y estará listo en 2016

Recreación virtual de la entrada al CaixaForum de Sevilla, diseñado por Vázquez Consuegra. Ampliar foto
Recreación virtual de la entrada al CaixaForum de Sevilla, diseñado por Vázquez Consuegra.

Guillermo Vázquez Consuegra ha asumido el reto. El arquitecto, que ayer presentó su proyecto para convertir parte del edificio Pódium del complejo de la Torre Pelli en el CaixaForum de Sevilla, reconoció que se trata de un trabajo “complicado y exigente”, ya que tiene que reconvertir un espacio destinado a locales comerciales y aparcamientos en un centro cultural con identidad propia; pero, según él, cada dificultad es un aliciente más.

“Para mí los obstáculos no constituyen limitaciones al proyecto, sino un estímulo que lo enriquece y le da una mayor fuerza”, confesó Vázquez Consuegra, quien ha alojado un auditorio con 250 localidades y dos salas de exposiciones, una de 800 metros cuadrados y otra de 400, en medio de una sala hipóstila en la que los pilares están a siete metros de distancia.

“El proyecto da respuesta a las necesidades del programa del CaixaForum en una serie de piezas independientes que hemos instalado donde la estructura existente nos lo ha permitido. En definitiva, es casi la misma estrategia que utilizamos en Atarazanas, donde no tocábamos la estructura medieval de la planta baja”, aclara el arquitecto, quien comenzó su intervención recordando “la gran decepción” que tuvo tras la decisión de la entidad bancaria de cambiar de ubicación el CaixaForum, tras el sin fin de trabas de las Administraciones, desechando así su proyecto para convertir en centro cultural las Atarazanas.

De izquierda a derecha, Lanaspa, Herrador, Vázquez Consuegra y Cabré, este viernes ante dos maquetas del CaixaForum. ampliar foto
De izquierda a derecha, Lanaspa, Herrador, Vázquez Consuegra y Cabré, este viernes ante dos maquetas del CaixaForum.

El proyecto de Vázquez Consuegra, con 7.500 metros cuadrados útiles, se desarrolla en un 80% soterrado y los materiales básicos son el aluminio y el hormigón. El arquitecto sevillano, autor de la rehabilitación del palacio de San Telmo de Sevilla y del Museo del Mar en Génova entre otros muchos edificios, ha diseñado una cubierta escultórica para la entrada al centro que se realizará con espuma de aluminio, un nuevo material reciclado. La pieza estará en la plaza, al norte de la parcela, entre los dos edificios Pódium y rodeada por el jardín ideado por César Pelli.

“El acceso se realizará a través de un gran vestíbulo con luz natural que se filtrará a través de una membrana, también de espuma de aluminio, pero con una menor densidad, que creará una atmósfera misteriosa en el interior”, comenta Vázquez Consuegra, Premio Nacional de Arquitectura en 2005. El centro contará también con dos salas polivalentes y un taller infantil en un nivel intermedio y, ya en superficie, habrá un restaurante y la zona de oficinas.

Las obras para el nuevo CaixaForum, el octavo que se abrirá en España, comenzarán el último trimestre de este año y estarán concluidas a finales de 2016. El presupuesto oscilará entre los 18 y los 20 millones de euros. “No se trata de ahorrar dinero con el cambio, como se ha dicho por ahí. Porque esta cifra, más los 10 millones que aportaremos a la rehabilitación de las Atarazanas es superior a la destinada inicialmente al proyecto”, aclaró ayer Jaime Lanaspa, director territorial de la Fundación La Caixa.

“Hemos hablado con la Gerencia de Urbanismo para compatibilizar las obras con las de la Torre Pelli y si el Ayuntamiento concede la licencia en el plazo de seis meses podremos comenzar a finales de octubre”, adelantó ayer Jaime Cabré, consejero delegado de Vivienda Asequible de la Obra Social La Caixa.

La cubierta que flanqueará la entrada será, sin duda, la apuesta estética del proyecto. Una propuesta que Vázquez Consuegra justificó parafraseando a Mies van der Rohe: “La arquitectura es la voluntad de una época traducida a un espacio”.