Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un 25 d’Abril por el cambio

Miles de personas se manifiestan en Valencia en defensa del valenciano

Los asistentes denuncian los recortes del PP en educación y sanidad

Participantes en la manifestación conmemorativa del 25 d’Abril en Valencia.
Participantes en la manifestación conmemorativa del 25 d’Abril en Valencia.

Las ansias de cambio, la defensa de la lengua y el malestar por los recortes de la crisis caminaron este sábado de la mano en la manifestación del 25 d’Abril. Miles de personas secundaron una convocatoria que, además de reivindicar las señas de identidad valencianas en la conmemoración de la pérdida de los fueros en la batalla de Almansa en 1707, rechazaron las “políticas regresivas” del PP. El lema de la pancarta de cabecera lo expresaba así: Recuperem el país! Salvem les persones! El País Valencià necessita un canvi.

Los convocantes —Acció Cultural del País Valencià (ACPV), Plataformes en Defensa de la Llei de la Dependència, Plataforma per l’Ensenyament Públic, Cimera Social, Salvem el Cabanyal, Ca Revolta y Societat Coral El Micalet— denunciaron las “políticas antivalencianas y antisociales” del Consell y las “agresiones” a la lengua y cultura, que se han traducido en el cierre de RTVV y la desconexión de TV3, y los recortes en la educación en valenciano. El PP “gobierna contra la mayoría de los valencianos”, resumió el secretario de APCV, Toni Gisbert.

Numerosas banderas cuatribarradas y esteladas, música de dolçaina i tabalet, y los grupos de muixeranga amenizaron una marcha que, sin ser masiva en medio de un puente festivo, sí fue representativa de los colectivos críticos con el PP y formaciones políticas que aspiran a que las próximas elecciones autonómicas traigan un cambio en la Generalitat. “El cambio es necesario y posible”, afirmó Gisbert; “no tienen proyecto y este es un año en el que nos preparamos para tirar al PP”, destacó Ignacio Blanco, portavoz adjunto de Esquerra Unida en las Cortes; “hemos sido capaces de ponernos de acuerdo por el país y por las personas, por el cambio”, abundó Joan Baldoví, diputado nacional de Compromís.

La marcha también dio protagonismo a las denuncias de dependientes y discapacitados —“revivimos la época de los fueros, en la que nos quitaban derechos”, dijo Jaume Esteban en nombre de estos colectivos—; de la educación en valenciano; de los trabajadores de RTVV; de Xúquer Viu o Salvem El Cabanyal.

Tenim un nom molt clar, País Valencià”, cantó el grupo Carraixet al final del acto tras un recorrido algo tortuoso por calles estrechas hasta el Palau de la Generalitat, donde se corearon gritos de “independència” y "Fabra dimissió". Grupos de la izquierda independentista se desviaron del recorrido oficial y celebraron un acto propio en la plaza del Patriarca, donde como “acto de desobediencia” quemaron banderas de papel de España, Francia y la UE.