Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El expresidente Albinyana da la ‘senyera’ preautonòmica al Institut Joan Fuster

Una plataforma cívica celebra este sábado el 25 de abril con una manifestación en Valencia

Joan Beneyto, Antoni Peregil, Josep Lluís Albinyana, Eliseu Climent y Antoni Mora con la senyera preautonómica.

"Mi único mérito ha sido guardar la senyera", ha dicho este viernes con modestia Josep Lluís Albinyana, que fue el primer presidente del Consell preautonómico del País Valenciano (aún no se decía Generalitat Valenciana ni Comunidad Valenciana) entre 1978 y 1979. Se expresaba así tras ceder formalmente al Institut Joan Fuster en el Centre Octubre de Cultura Contemporània la bandera cuatribarrada con el escudo del Consell que ondeó en el Palau de la Generalitat desde el 24 de abril de 1979 hasta el 22 de diciembre del mismo.

Ese día, Albinyana dejó el Palau y se llevó consigo esa senyera que no considera "aqueología", sino "un instrumento de iluminación para enseñar a nuestros hijos la historia de este país", porque esta bandera "representa la otra historia", puntualizó, no la que escriben siempre los vencedores. El expresidente, actualmente magistrado jubilado desde hace dos meses, recibió la enseña, según explicó, de un ordenanza y se llevó consigo también abundante documentación que conserva en 60 tomos en su casa, por si algún alguien quiere "pedir cuentas o explicaciones".

Eliseu Climent, presidente del Instituto Joan Fuster, ha recordado que el primer Consell preautonómico se constituyó en el Monasterio de El Puig en 1979 y que con la bandera decretada por el Consell se "recuperaron las instituciones valencianas, no en la plenitud" que querían, pero, "al menos simbólicamente, después de  1707 volvieron las instituciones valencianas con esta bandera". Climent ha explicado que quedará expuesta en un lugar "digno y público" del Centre Octubre, del que el Institu Joan Fuster es propietario en un 50%.

Josep Lluís Albinyana ha recordado que la bandera tuvo más suerte que otras idénticas que fueron quemadas, como la que pendía en el balcón del Ayuntamiento de Valencia siendo alcalde Ricard Pérez Casado. Con esta bandera como símbolo, Albinyana, ha recordado que vivió un proyecto de autonomía valenciana que pudo ser pero no fue: la del artículo 151 de la Constitución, prevista para las comunidades "históricas" y que requiere, subrayó el respaldo plebiscitario de la población tanto para ser creada como derogada. 

Albinyana y el president del Centrre Octubre, Eliseu Climent, han recordado que consiguió el respaldo a la vía del 151 para la autonomía valenciana de una inmensa mayoría de los ayuntamientos, como era preceptivo, pero que el pacto entre el PSOE y la UCD derivó el proceso hacia la vía del artículo 143, previsto para el resto de proyectos autonómicos.

"Yo estaba por reestructurar España, no por ofrendar nuevas glorias a España, como dice el himno valenciano", ha dicho el expresidente preautonómico que también ha dejado claro no haber "vivido ningún drama" ni sentir que ha "perdido algo". En todo caso, "he ganado", ha dicho. Incluso piensa que "los tiempos actuales son para el nacionalismo increíblemente mejores que hace años".

Una jornada reividincativa

Recuperem el país! Salvem les persones! El País Valencià necessita un canvi' es el lema con el que celebrarán el sábado la manifestación del 25 de abril varias organizaciones, recordando la pérdida de los fueros valencianos en la batalla de Almansa de 1707. Las entidades convocantes son Acció Cultural del País Valencià, Plataformes en Defensa de la Llei de la Dependència, Plataforma per l'Ensenyament Públic, Cimera Social, Salvem el Cabanyal, Ca Revolta y Societat Coral El Micalet.

En un comunicado, informan de que han mantenido la marcha "en la fecha de la 'Diada del País Valencià', pese a que este año sea el sábado anterior a la fiesta de San Vicente", para reivindicar la "importancia de las referencias históricas que sirven como punto de encuentro de una sociedad que --a su juicio-- sufre un conflicto articial e interesado en torno a su cultura e identidad".

En su opinión, la cita llega en un contexto "doblemente preocupante", porque "desde el punto de vista de los valores de país, el Gobierno actual impulsa unas políticas marcadamente antivalencianas, con agresiones constantes a la lengua y cultura, como la censura y cierre de TV3, Catalunya Ràdio y RTVV, los ataques a la enseñanza en valenciano y a la escultura 1707 de Antoni Miró a Gandia, y también al territorio, a El Cabanyal y el Xúquer".

Por otro lado, desde el punto de vista de los valores sociales,  denuncian la práctica gubernamental de "unas políticas regresivas, niega las ayudas a los dependientes y discapacitados y castiga a los ciudadanos más afectados por la crisis", punto en el que denuncian que el Consell de Alberto Fabra "gobierna contra la mayoría de los valencianos" y que "por eso es un objetivo urgente recuperar el país y salvar a las personas".

Además, subrayan que la manifestación de este año "viene marcada sobre todo por el impulso del trabajo conjunto de las entidades", que se concreta en esa convocatoria y en la del encuentro que tendrá lugar ese mismo sábado, a las 10.00 horas, en el Octubre Centre de Cultura Contemporània para crear una Xarxa d'Entitats que impulse "mecanismos de verdadera participación ciudadana".