Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno confirma que la muerte en Lugo fue un crimen machista

22 mujeres han sido asesinadas por sus parejas en 2014

En 16 de los casos las víctimas no habían presentado denuncia

La Delegación del Gobierno para la Violencia de Género ha confirmado que la muerte en Foz (Lugo) de una mujer cuyo cuerpo fue hallado este jueves corresponde a un crimen de esta tipología, lo que eleva a 22 el balance de mujeres asesinadas en España en lo que va de año por hombres con los que mantenían o habían mantenido una relación de pareja.

La mujer asesinada en la localidad lucense tenía 71 años, al igual que el agresor, su marido, de 68 años, que se suicidó en una vivienda anexa al domicilio que compartían. Deja tres hijos mayores de edad y no constaban denuncias previas por malos tratos, pero el marido, un empleado de la fábrica de Alcoa jubilado, arrastraba desde hacía tiempo problemas psicológicos. Fuentes de la investigación han explicado, que fue un hijo de los fallecidos los que avisó a la Guardia Civil, que halló los cuerpos sobre las 22,30 del jueves. El matrimonio se había instalado hace 35 años en el municipio mariñano. El cuerpo de la mujer, María Elena Rodríguez Quiroga, de 71 años, se encontraba en el interior del domicilio con un disparo y el del marido, Manuel Gago Rodríguez, de 68 años, estaba en un anexo, también con un impacto de arma de fuego. Al lugar de los hechos se desplazaron efectivos de la Policía Judicial y de Seguridad Ciudadana del Instituto Armado, así como el juez de guardia y un forense. Según ha confirmado EL PAÍS, el cuerpo de la mujer estaba atado de pies y manos y con una bolsa en la cabeza.

El alcalde de Foz, Jorge Javier Castiñeira, ha manifestado que los vecinos del municipio están "consternados" tras la muerte del matrimonio. Castiñeira ha comentado que, al acercarse al domicilio de la pareja, donde fueron hallados los cadáveres del matrimonio, "personalmente la consternación fue absoluta". El regidor focense ha dicho que no se podía "imaginar" que pasara esto a "esta familia", que "pudiese llevar al asesinato de una mujer y el posterior suicidio del marido". "Hoy en el pueblo, un pueblo mediano, tranquilo, estamos consternados, compungidos", ha sostenido. Tambien la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha emitido un comunicado de condena en el que llama a denunciar la violencia de género "ante cualquier signo del maltrato". "La propia víctima, pero también sus familiares y toda la sociedad, son claves para evitar que la violencia quede impune. La unidad de todos los agentes implicados es un factor esencial', dice su departamento.

Este caso supone el tercer crimen de violencia machista que se produce en la provincia de Lugo y el segundo en la comarca de A Mariña este año . A mediados de enero, en la localidad de San Cibrao (Cervo), fue detenido un hombre de 52 años por la muerte de su esposa, María José Suárez López, de 44 años de edad, y de su suegra, Adela López Ramos. María Luisa Jiménez, de 37 años, fue la tercera víctima mortal en la provincia de Lugo por la violencia machista. Su marido, José Luis Cortiñas Romero, de 43 años, supuestamente acabó con su vida a puñaladas a finales de febrero y escondió su cadáver en una zona de bosque del municipio coruñés de O Pino.