Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido un hombre por intentar cobrar el seguro amputándose dos dedos

El hombre logró el año pasado más de 24.000 euros simulando amputaciones inexistentes

Los Mossos d’Esquadra han detenido a un vecino de Girona de origen paquistaní, que vio en la amputación de dos falanges de sus dedos, la posibilidad de estafar más de 100.000 euros a seis aseguradoras, que contrató a finales del 2013. La investigación de este caso empezó el 8 de febrero, cuando un niño que jugaba en un parque de la zona de Montilivi, en Girona, encontró dos pedazos de dedos, más una tabla de cortar embutido con sangre y un cuchillo de carnicería.

Los agentes, advertidos del sorprendente hallazgo, fueron al parque y recogieron las falanges, la tabla de madera y el cuchillo. Inmediatamente abrieron una investigación para localizar al propietario de los dedos y averiguar qué había sucedido. Gracias a las falanges, consiguieron las huellas dactilares y supieron que podía tratarse de un pakistaní de 31 años, vecino de Girona que el día antes había ingresado en el hospital Josep Trueta por una amputación en la mano izquierda. Se intentó trasplantar las falanges, pero había pasado tanto tiempo que no fue posible la intervención quirúrgica.

En el mismo hospital, el herido explicó a la policía que se había amputado de manera accidental en su casa, mientras cortaba carne. Los investigadores no le creyeron. Sospecharon de que los trozos de los dedos aparecieran justo al lado de un Centro de Atención Primaria y pensaron que se podía tratar de algún ajuste de cuentas, o incluso una extorsión o secuestro. “Descubrimos que no, vimos que lo que había era un intento de ganar dinero fácil y no fruto de la desesperación económica para alimentar a su familia, porque el herido tiene un negocio que le funciona”, indicó ayer el jefe de la comisaría de los Mossos en Girona, Xavier Doménech. “Renunció a una parte de su cuerpo por un beneficio económico”, aseguró el mando policial.

Los investigadores descubrieron que la víctima tenía contratadas hasta seis pólizas de accidentes con diferentes aseguradoras desde finales de 2013, con las que ya había iniciado gestiones para cobrar las correspondientes indemnizaciones, que calculan en un total de 122.000 euros. También descubrieron que el año pasado estafó 24.000 euros a dos aseguradoras que le pagaron por la supuesta perdida de dos dedos de la mano derecha, que sigue teniendo. El sospechoso fue detenido, dos días después quedó en libertad y está a la espera de juicio.