Herta Müller: “El arte viene después de la vida del ser humano”

La escritora y Premio Nobel en 2009 prologa el festival literario bilbaíno con una diatriba contra las dictaduras y los nacionalismos

Desde la izquierda, Uribe, Müller, la teniente de alcalde bilbaína Ibone Bengoetxea, Blanco, Cacho y la directora de la Alhóndiga, Lourdes Fernández, en la presentación del festival Gutun Zuria. / fernando domingo-aldama

Con una diatriba contra los nacionalismos y las dictaduras, ejemplificadas en la Rusia de un Vladimir Putin que “necesita los esquemas de la Guerra Fría para sentirse gobernante supremo”, ha prologado este miércoles la Nobel de Literatura de 2009 Herta Müller (Niţchidorf, Rumanía, 1953) el festival literario bilbaíno Gutun Zuria, que esta tarde arranca en la Alhóndiga de la capital vizcaína con Müller como primera invitada.

Tres nobeles de Literatura (Gao Xijian, galardonado en 2000 y Orhan Pamuk, que lo fue seis años después, junto a la citada Müller), junto a otros escritores como Claudio Magris, Juan Goytisolo, Lydia Cacho, Ramón Saizarbitoria o Kirmen Uribe, reflexionarán a lo largo de los próximos días en una serie de encuentros con críticos y lectores sobre los Relatos de frontera, el título bajo el que englobar experiencias como los regímenes totalitarios y el papel que el escritor juega en ellos, los movimientos de poblaciones o la violencia contra las mujeres en el norte de México.

“Muchas veces en Europa Occidental se habla con gran admiración del concepto de frontera. Cuando se procede de un país en el que la frontera era la franja de la muerte, ya no es fascinante, sino aterrador”. Müller nació en una familia de la minoría suaba (germanoparlante), asentada en la región rumana de Timisoara durante siglos, y creció bajo la dictadura de Ceausescu, uno de los temas clave de su obra.

Sus recuerdos convertidos en reflexión han protagonizado la comparecencia que ha servido para presentar públicamente el festival literario. Recuerdos de la vida bajo una dictadura sobre la que se ha sincerado: “Habría preferido no vivir un solo día en una dictadura ni escribir una palabra. Habría tenido otra profesión, me hubiera dedicado a otra cosa. Cada ser humano vale lo mismo”. Por ello ha considerado “muy peligrosa” la teoría de que las dictaduras espolean la imaginación de los escritores. “Puede ampliar la mirada y el mundo se convierte en surrealista. Es bueno para la literatura, pero horrible para el ser humano”, ha añadido. Y es que “el arte viene después de la vida del ser humano”.

Cuando se procede de un país en el que la frontera era la franja de la muerte, ya no es fascinante, sino aterrador”

Herta Müller

Nacionalismo e identidad individual se han cruzado en sus palabras. Para Müller, la individualidad es “un término técnico, palabra de burócratas”. “¿Quién soy? ¿Qué identidad tengo? En Alemania soy rumana; en Rumanía soy alemana”, se ha preguntado y respondido la escritora. “El nacionalismo aísla y siempre es contestado por otro nacionalismo”, ha apuntado, un nacionalismo que “abandona lo racional”.

Especialmente crítica ha estado la autora de La bestia del corazón con el régimen ruso de Putin y su reciente e “infame” actuación en Crimea y Ucrania. Un Putin “socializado por el KGB y que no puede pensar de otra forma” que se ha erigido “prácticamente en un dictador”, con un culto a la personalidad típico de los tiempos soviéticos. "Espero que [tras Crimea] no tenga más apetito, porque no vamos a empezar otra guerra mundial, y él lo sabe", ha comentado.

Las fronteras económicas, las que empujan a millones de personas del Sur al Norte en busca de una vida mejor serán otro de los puntos de reflexión del festival literario. Unas fronteras económicas que para la Premio Nobel son también políticas en el sentido más amplio de la palabra. Millones de personas que emigran buscando “la felicidad material, otra forma de vivir, huyendo del miedo por su existencia, porque no son felices y buscan un poco de felicidad”.

Millones de personas como las que atraviesan la frontera entre México y EE UU en pos de una vida mejor, un México ya convertido también en tierra de transmigración de toda América Latina y en filtro para llegar “a la barbarie y la fantasía de Estados Unidos”. Las palabras pertenecen a la periodista y escritora Lydia Cacho (México DF, 1963), también presente en la presentación de Gutun Zuria y quien mañana disertará en el festival sobre los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez.

Lydia Cacho considerado “trágica” la vuelta del PRI al Gobierno de México

Cacho, quien ha considerado “trágica” la vuelta del Partido Revolucionario Institucional (PRI) al Gobierno de su país, ha puesto de relieve la “violencia social brutal” que está viviendo México, vinculada con una violencia política estructural “como nunca se ha visto”.

Kirmen Uribe (Ondarroa, Bizkaia, 1970) ha recordado una cita de Magris sobre las "ricas tradiciones" en las fronteras donde, como en la Trieste de Magris se unen varias lenguas, para poner el ejemplo de Euskadi y el euskera, que cruza el límite de los Pirineos y convive con el castellano y el francés. "Las literaturas más valientes son en las que no pesa la tradición y eso ocurre en cierta manera en el País Vasco", ha rematado.

Los Relatos de frontera no se limitan a la frontera como territorio concreto, sino que se amplían a la idea de límite. “Las fronteras ideológicas, religiosas, geográficas no pueden limitar al individuo”, ha enfatizado la directora de Gutun Zuria, María Luisa Blanco. “En la raíz del escritor está la idea de trascender los límites”, ha agregado.

El festival se va a desarrollar en dos ciclos. El primero arranca hoy y se extiende hasta el próximo domingo. Por él pasarán Müller, Cacho, Uribe junto al cantautor vasco Mikel Urdangarin o Magris. El segundo comenzará el próximo 3 de abril con el escritor mexicano Sergio González Rodríguez y se extenderá hasta el día 6 con Gao Xingjian, Saizarbitoria, Pamuk y Goytisolo.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

Las ayudas sociales

El polvorín alavés

El PP explotará hasta las elecciones el malestar de un sector de la población contra los inmigrantes

Tres años del cese de ETA

El reto de la reconciliación

Los concejales no nacionalistas del País Vasco han perdido el miedo a los atentados. La presión social persiste

365 días sin Hodei Egiluz

Los vecinos de Galdakao vuelven a Amberes para recordar al desaparecido

Síguenos en Twitter en @elpais_pvasco

Recibe la información más relevante de lo que está pasando en Euskadi

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana