Selecciona Edición
Iniciar sesión

Sindicatos policiales piden destituciones en la cúpula por los disturbios del 22-M

Las Marchas de la Dignidad concluyeron con choques con la policía

Los representantes sindicales denuncian los "errores en la dirección y toma de decisiones"

Hubo 24 detenciones y resultaron heridas 101 personas, entre ellas 69 policías

Interior condena las “brutales agresiones y violentas lesiones” que sufrieron los agentes

La marcha pacífica de las decenas de miles de personas que el sábado tomaron el centro de Madrid para protestar contra los recortes sociales concluyó con graves disturbios que causaron 101 heridos (entre ellos, 69 policías) y “daños muy grandes” en comercios y mobiliario urbano. Según la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes (PP), “arrasaron con todo”; el Ayuntamiento aún no ha cuantificado los destrozos. Fueron detenidas 24 personas, que el lunes podrían quedar a disposición judicial; entre ellas hay tres menores de edad. Tres sindicatos policiales han pedido destituciones en la cúpula policial, por actuar los agentes, en su opinión, sin los medios adecuados, y con errores de coordinación

Según fuentes policiales, los disturbios comenzaron en la plaza de Colón, a unos metros de la calle Génova, que fue cerrada para proteger la sede nacional del Partido Popular. Un grupo de personas arrojó botellas, piedras y petardos a la policía, y luego montó barricadas con contenedores de basura; estos individuos destrozaron lunas, marquesinas, maceteros y adoquines de la calzada, quemaron contenedores y papeleras, y provocaron daños de consideración en sucursales bancarias y comercios como el café Gijón.

Encontronazo en la Gran Vía

La policía ha cargado esta tarde contra un grupo de manifestantes que caminaba por la calzada de la Gran Vía hacia la plaza de España tras una protesta en la puerta del Sol en apoyo a los detenidos del pasado sábado. Los agentes habían cortado la calle y avanzaban detrás de los cientos de manifestantes que bajaban hacia la plaza. Antes de que pudieran llegar allí, la policía cargó para dividirlos. Luego cerró el paso con hileras de furgones para que no pudieran volver a cortar la vía.

Cifuentes aseguró que “no había visto antes en ninguna manifestación una violencia así”, y se desentendió de cualquier responsabilidad al afirmar que era “casi imposible” prever estos hechos pese a que, según reconoció, los informes policiales “advertían de la presencia de elementos radicales de ultraizquierda muy violentos que podían causar este tipo de incidentes”. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz (PP), condenó las “brutales agresiones y violentas lesiones” que sufrieron los agentes; Cifuentes afirmó que los policías heridos de mayor gravedad han pedido ya el alta voluntaria, informa Efe.

Varios sindicatos policiales criticaron a los mandos que organizaron el despliegue y a la propia Cifuentes. Más de un centenar de agentes se ha manifestado además de forma espontánea frente a la sede de la Unidad de Intervención Policial (los antidisturbios). El Sindicato Unificado de Policía (SUP), mayoritario en la Policía Nacional, censuró los “errores en la dirección y en la toma de decisiones”. En su opinión, se ordenó a los agentes actuar sin contar con los medios adecuados, lo que motivó que “asumieran riesgos innecesarios cuyas consecuencias se vieron materializadas en las lesiones que sufrieron, algunas de carácter muy grave”.

Según el SUP, en los aledaños de Colón, un subgrupo (unos 15 agentes) fue rodeado y agredido por centenares de manifestantes violentos, armados con piedras y barras metálicas. “Este error de coordinación debe suponer la dimisión del responsable o responsables que permitieron que 15 policías quedasen aislados, sin apoyo, impidiendo que intervinieran otros efectivos que solicitaban acudir en su ayuda”, señaló en un comunicado. Anunció además que exigirá explicaciones sobre lo ocurrido, ya que, en su opinión, “los miembros de la UIP nunca se han sentido tan desamparados por los responsables policiales y políticos”. Además, no descartan convocar un calendario de movilizaciones si no existe ninguna dimisión por lo sucedido.

Protesta de policías esta tarde ante la sede de la UIP.

También protestó el Sindicato Independiente de la Policía Española (SIPE), que criticó el “amiguismo” con el que, a su juicio, se elige a los responsables policiales: “No son los más apropiados para dirigir a la policía. Para mandar hay que saber y tomar decisiones sobre la marcha. Y esto anoche ni se supo y, lo que es peor, ni se hizo”. En su opinión, los agentes no salieron con los medios adecuados y que, posteriormente, se les ordenó aguantar y no utilizar el material antidisturbios. Todo ello “debe suponer la destitución del comisario general de Seguridad Ciudadana, el jefe de las UIP y el jefe de la primera UIP de inmediato, porque han demostrado que no saben ni coordinar ni dirigir ni mandar, y lo que es peor, impidieron que otros efectivos acudieran en su apoyo”, añade.

El Colectivo Profesional de la Policía Municipal de Madrid cargó directamente contra Cifuentes: “Desde que usted ocupa este preciado cargo, hemos sido testigos de cómo su verborrea dialéctica ha ido transformándose a medida que se acercan elecciones y actualmente sólo la oímos hablar de los derechos de manifestación y reunión, pero críticas las justas y bien medidas”. También censuró a la alcaldesa, Ana Botella (PP): “Insistimos al Ayuntamiento que si desea policías municipales que realicen trabajos antidisturbios les dote como es debido; de lo contrario, deje de enviarles a situaciones como las de ayer, ya que de no cambiar esta tendencia, algún día vamos a tener que lamentar una desgracia”.

Más información