Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

RTVV sube su oferta para alcanzar un preacuerdo con los trabajadores

La empresa abonará 35 días por año y un pago de lineal y recolocará a 30 trabajadores de doumentación y redes

La dirección de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV) y los representantes de los trabajadores alcanzaron la noche de este viernes un preacuerdo en la negociación del expediente de regulación de empleo (ERE) por extinción de la empresa, por el que se despedirán a 1.608 empleados. Para ello y para intentar desactivar el conflicto social en las vísperas de las elecciones europeas, la empresa ha asumido buena parte de la última propuesta formulada por el comité de empresa, cifrada en 86,5 millones para el pago de indemnizaciones y otros conceptos. La dirección ofreció el jueves tres millones y medio menos.

Los empleados cobrarán una indemnización de 35 días por año trabajado con un máximo de 30 mensualidades. Además, se ha acordado un pago lineal de entre 2.500 y 6.000 euros en función de cada retribución. Si se suman estas cantidades a la anterior, el cómputo global se acerca al pago de 40 días por año. También se han pactado también 30 recolocaciones, 22 trabajadores del departamento de Documentación audiovisual que pasarán a formar parte de CulturArts, de la Consejería de Cultura, y ocho encargados del mantenimiento de las redes de difusión, que deberán ser contratados si hay subrogación del servicio.

A última hora de la noche, aún se estaban negociando flecos del preacuerdo. Los trabajadores querían tener todas las garantías del pago diferido a 2015 de un porcentaje de las indemnizaciones. La aceptación del preacuerdo implica la renuncia a la presentación de una demanda colectiva. De los seis sindicatos con representación, sólo el minoritario CGT se ha desmarcado del preacuerdo, que debe ser refrendado este fin de semana por los afiliados de los sindicatos, primero, y por la asamblea general de los trabajadores, después.