Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urkullu reclama la Seguridad Social para garantizar las pensiones en Euskadi

El PP replica que “solo hay futuro dentro del sistema actual de la caja única”

La competencia, aunque salga cara. Tras el mal negocio que supuso para el Gobierno vasco asumir las políticas activas de empleo, el Ejecutivo de Iñigo Urkullu ha reclamado este viernes, otra vez, la gestión económica de la Seguridad Social. Si con las políticas activas que el PNV negoció directamente con José Luis Rodríguez Zapatero en 2010, el Gobierno vasco perdió solo en los dos años siguientes 128 millones de euros, Urkullu se vio con fuerzas ayer para reclamar la gestión de las pensiones, una caja que en Euskadi lleva acumulada desde el año 2005 en torno a 6.000 millones de déficit.

El lehendakari ha defendido en el pleno de control del Parlamento vasco que la gestión propia del sistema de pensiones sería “más eficaz”, frente al “antimodelo” que representa la economía española y permitiría garantizar su futuro, pese a que el saldo de los últimos años entre las aportaciones y los pagos de los vascos abre un agujero que se acerca al presupuesto anual del Gobierno autonómico.

Urkullu ha sostenido que las pensiones vascas tienen “mejor futuro en Euskadi que en España” porque también se aporta al Fondo de Reserva y ese es un dato que el PP no computa a la hora de hacer sus cuentas. La gestión económica de la Seguridad Social es una reivindicación histórica del PNV, que figura entre las transferencias que este partido considera “incumplidas” del Estatuto de Gernika. El lehendakari respondía de esta manera a la parlamentaria popular Nerea Llanos, quien ha aseverado las pensiones que se cobran en Euskadi “solo tienen futuro dentro del sistema actual de la caja única”.

El 'lehendakari'  ha sostenido que las prestaciones para los jubilados  tienen “mejor futuro en Euskadi que en España”

En opinión de Llanos, los datos resultan incontestables. “Hoy tenemos 450.000 mayores de 65 años, lo que supone un 20%, pero es que es más, para 2020 ese porcentaje habrá aumentado en un 10% y para 2026, en un 22%, Si en 2010 había 3,5 personas en edad de trabajar por cada persona mayor de 65 años, en el año 2030 sólo habrá 2,2”, ha subrayado. El PP, criticado por el lehendakari por los recortes y la reforma que ha acometido en el sistema nacional de pensiones, sostuvo que en esas circunstancias, estas cantidades se siguen cobrando gracias a la “solidaridad interterritorial” y tienen futuro exclusivamente dentro de España.

Llanos ha recordado que los vascos cobran las pensiones más altas de toda España, luego “se pongan como se pongan la ecuación no sale”. Urkullu ha echado mano de la mejor situación laboral de Euskadi para resolver la principal incógnita y aseguró que las pensiones futuras se abonan con las cotizaciones presentes que pagan los trabajadores en activo y “la población ocupada en Euskadi es diez puntos superior a la ocupada en España. En conclusión, la garantía de las pensiones aquí es por lo menos diez puntos superior. El futuro de las pensiones es mejor en Euskadi que en el resto del Estado español”.

El lehendakari ha echado en cara a Llanos que ponga en duda la capacidad del PNV para gestionar esta cuestión tomando como referencia una serie de previsiones de futuro sobre la evolución de la población. “Las previsiones no son datos, las previsiones son previsiones”, ha dicho Urkullu, tras enfatizar que en España el paro es diez puntos mayor que en Euskadi, el déficit público es cinco puntos mayor y el endeudamiento sobre el PIB es 80 puntos mayor.

“En lugar de contribuir a que gestionemos las pensiones de forma más eficaz, viene aquí a plantear el antimodelo utilizando unos datos y ocultando otros” le ha espetado a Llanos, como el que consideró fundamental para sostener el sistema vasco de pensiones y es que Euskadi también contribuye al fondo de reserva. “Aplique el 6,24% [el porcentaje que simboliza el peso de Euskadi en la economía española] y verá que nos corresponden 3.400 millones de euros por ese Fondo de Reserva”, ha aseverado Urkullu. Y ha rematado: “la sociedad vasca sabe que gestionar las pensiones en Euskadi es sinónimo de garantizarlas”.