Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona intentará salvar la primera casa del Eixample

La conservación del primer edificio registrado durante el ensanche de la ciudad depende de sus propietarios

Desalojo de La Carbonería, la primera casa construida del Eixampñle, el pasado mes de febrero.

El primer edificio del Eixample no está catalogado y su conservación depende de la voluntad de sus actual propietario, que es Barclays. Así lo reconoció ayer el teniente de alcalde de Hábitat Urbano de Barcelona, Antoni Vives, respondiendo a una proposición de ERC, que reclama que se evite el derribo. Vives aseguró que el Ayuntamiento está negociando con los actuales propietarios “para hacerles ver la importancia de la finca”. El teniente de alcalde concluyó: “Somos optimistas pero no tenemos la garantía”.

La licencia de obra que ha pedido la nueva propiedad es para derribar la parte interior de la finca, pero no permite tirar las cuatro fachadas que tiene el edificio. Esta finca estuvo ocupada durante cinco años y medio y los Mossos desalojaron a los ocupantes el pasado febrero.

Los promotores de esta finca fueron los primeros en pedir los permisos para construir un edificio en el Eixample.