El Alavés cava su tumba en casa

La derrota ante el Mirandés complica en exceso su salida de la zona de descenso

Pugna entre Juan Muñiz, a la izquierda, y Unai Medina. / L. Rico

Sábado funesto para Josean Querejeta. El máximo responsable del Laboral Kutxa y del Deportivo Alavés no gana para disgustos. En apenas unas horas, ha visto cómo su fichaje de relumbrón internacional Lamar Odom se desvanecía y, en paralelo, el equipo de fútbol firmaba muy probablemente su sentencia con una derrota de las que duelen ante el Mirandés, en Mendizorroza.

Los partidos entre los equipos que se han enfrentado en Vitoria siempre han dispuesto de un plus especial. A la lógica disputa que obliga el calendario, la rivalidad casi vecinal asoma. Por eso, es muy difícil encontrar una derrota que escueza tanto al Alavés como la que le ha propinado el Mirandés en uno de los momentos más críticos de la temporada.

Ya la derrota en Alicante había ensanchado las dudas sobre la capacidad de salvación de los albiazules. Pero el traspié ante el vecino le coloca con más de un pie en el laberinto de los puestos de descenso, además con un golpe demasiado fuerte en el espíritu anímico.

Por si fuera poco, el Mirandés toma aire con esta victoria ante un rival que tiene las mismas incertidumbres sobre su futuro deportivo en la categoría. Bien es verdad que el Alavés jugó con uno menos desde el minuto 57, pero hasta entonces ya iba por detrás en el marcador como reflejo de que nunca impuso su dominio y menos las ocasiones de gol.

Alavés, 0-Mirandés, 2

Alavés: Goitia; Medina, Samuel, Jarosik, Nano; Manu García, Alex Ortiz, Emilio Sánchez (Tejera, m. 75); Stevanovic (Quiroga, m. 62), Guzmán, Viguera.

Mirandés: Prieto; Malón, Flaño, Corral, Ríos; Iriome, Iván Agustín, Muñiz (Muneta, m. 66), Docal (Barahona, m. 72); Pablo Infante y Goiria (Díaz de Cerio, m. 79).

Goles: 0-1, m. 26: Corral. 0-2, m. 93: Díaz de Cerio.

Arbitro: Figueroa Vázquez (Comité Andaluz). Amonestó a Jarosik por el Alavés y a los visitantes Docal, Corral. Expulsó con tarjeta roja directa, en el minuto 57, al local Guzmán.

Incidencia: Partido de la jornada 30 de la Liga Adelante disputado en el estadio de Mendizorrotza de Vitoria ante 11.224 espectadores, según el club.

Se movió mejor el Mirandés en un partido de alta tensión y cimentó el triunfo en el primer tiempo. Se bastaron con el trabajo defensivo extenuante en el centro del campo para recuperar infinidad de balones y con eso generar ocasiones de peligro. En un partido de vital trascendencia para la salvación, el Mirandés salió sin complejos y dispuesto a hurgar en la herida de un Alavés timorato.

El central Alvaro Corral hizo el tanto en una sensacional volea, en el minuto 26, y desde ese instante tuvo el Alavés tiempo para, al menos, lograr la igualada aunque el equipo vitoriano, con un hombre menos en la media hora final, se desangra y cada vez tiene más cerca la Segunda División B, pese a que aún faltan doce jornadas.

El Mirandés supo manejar los hilos del partido a su antojo para evitar los agobios y sufrimientos mientras el Alavés empezó a sentir las prisas y nerviosismos por ver cómo se le escapaban tres puntos determinantes si quiere pensar en mantener la categoría. Los vitorianos pusieron más corazón que cabeza en los minutos finales intentando la igualada. En la última acción del partido llegó la puntilla del Mirandés con el segundo tanto de Díaz de Cerio que sirve incluso para ganar el goal average entre ambos conjuntos.

 

 

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana