Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Las mujeres son una ‘caña”

Una muestra en el Mercat y un acto empresarial reivindican el trabajo femenino

Las autoras de la muestra en el Mercat Central de Valencia.

La mujer siempre ha tenido una gran presencia en el Mercat Central, tanto detrás como delante del mostrador. “Ni mi marido ni mi hijo, aquí mando yo”, afirma sonriendo Amparo Alcolea, que regenta una verdulería y frutería en frente a la entrada principal. Su hijo Juan también lo tiene muy claro —“sí, sí, aquí las mujeres son una caña”, apostilla—, pero la pescatera Pepi Aznar, que también interviene en la conversación, lo pone en duda un instante hasta que encuentra las palabras: “A ver: los hombres hacen como que mandan, pero en realidad somos nosotras”. “Yo al mío lo llevo así de recto”, concluye con alborozo antes de señalar que ella es la modelo que sale con el rodaballo en una de las 28 grandes fotografías que forman parte de la exposición Dones per dones, realizadas por 10 fotoperiodistas que trabajan en Valencia con motivo del Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

Todas ellas cuelgan en el pasillo central del Mercat en una iniciativa respaldada por el propio centro y la Concejalía de Cultura. Las imágenes son obra de profesionales de diversos medios, entre ellos EL PAÍS (Tania Castro y Mònica Torres) y reflejan “el saber hacer y el saber estar de las vendedoras de este epicentro comercial de la capital del Turia”, señaló la vicepresidenta de la Asociación de Vendedores del Mercat Central, María Teresa Martínez,

“Las mujeres siempre han sido muy visibles”, comenta Natalia Estellés Palanca, cuarta generación de mujeres al frente de la Carnisseria Palanca, abierta en 1914. “Los hombres siempre han trabajado en el obrador y las mujeres de la familia fuera, aunque tampoco es muy habitual en una carnicería”, añade.

Lo habitual es que los hombres vayan a Mercavalencia a cargar el género y lo descarguen en el Mercat, o que lo traigan de los campos propios de naranjos, por ejemplo. Y son las mujeres quienes lo venden. “Aunque las cosas están cambiando y ya no hay tantas diferencias”, señala Quico Dasí, presidente de los vendedores.

También la Asociación de Empresarias y Profesionales de Valencia (EVAP) colgaron ayer fotografías. De políticas, de científicas y de médicas relevantes para conmemorar también el Día de la Mujer, que también han recogido imágenes de abuelas como testimonio del importante papel que desempeñan hoy en la sociedad. Así han recordado la labor de valencianas como la doctora Ana Lluch, que trata a pacientes con cáncer de mama, o de la científica Pilar Mateo, además de otras mujeres destacadas como Michelle Bachelet, Anna Ferrer, Carmen Caffarel, Carmen Posadas y la primera mujer que corrió un maratón en Boston en 1967.

El presidente de la patronal valenciana Cierval, José Vicente González, leyó un manifiesto para reivindicar la igualdad entre hombres y mujeres. Señaló que la desigualdad es un problema cultural y para resolverlo hacen falta “más oportunidades” para que no se trate de forma diferente “a quienes son iguales” y para que este mensaje “cale” en la sociedad. Reconoció la menor presencia de las mujeres en puestos directivos, una realidad “más acusada” en las organizaciones empresariales. Hoy, están previstos diferentes actos a lo largo de la Comunidad Valenciana con motivo del Día de la Mujer.