Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘think tank’ europeo Gold Mercury alerta de los riesgos de la independencia

El documento concluye que el federalismo es la mejor solución para los problemas territoriales

El proceso soberanista catalán preocupa en los centros de análisis mundiales. El último informe del think tank europeo Gold Mercury alerta de los riesgos de la secesión en Cataluña y Escocia, y recomienda el federalismo como la salida más plausible a los conflictos políticos en ambas zonas. El informe de Gold Mercury viene precedido de otro documento de la consultora de riesgos Eurasia Group, que descartaba la independencia en Cataluña.

El estudio de Gold Mercury dibuja un escenario desolador para el proceso catalán. Según los analistas, Cataluña no puede defender su independencia en base a una concepción liberal de democracia ni sustentándose en la ley internacional. El informe apunta que, igual que los catalanes pueden defender su derecho a decidir, los españoles también tienen derecho a decidir "que no quieren ser privados de parte de su territorio". Aunque Gold Mercury recoge que la autodeterminación y la secesión son reconocidos por el derecho internacional, asevera que solo se puede defender en dos supuestos: colonialismo, o represión. "Como Cataluña está situada fuera del contexto colonial y el Gobierno español no reprime la población, estos principios no se pueden aplicar en el caso catalán".

Gold Mercury cita los tratados de la Unión Europea y la opinión de sus líderes para subrayar que una Cataluña independiente quedaría fuera de la UE. Incluso el documento niega la posibilidad de que el hipotético Estado catalán pueda asumir el euro como moneda, tal como prometió el presidente de la Generalitat, Artur Mas. España no sería ajena de las consecuencias económicas de la secesión catalana. El think tank se hace eco del peso de Cataluña en la economía española (supone el 20% del PIB estatal) y sentencia que "la independencia sería un duro peaje" para el Estado.

España también podría ver aumentada su conflictividad social, según el centro de estudios, que augura un posible estallido de violencia en Cataluña si el Gobierno veta la consulta, un conflicto que "podría desencadenar" la violencia también en el País Vasco.

Gold Mercury también analiza las consecuencias en Europa: según su análisis, la Unión Europea sufriría de inestabilidad por el resurgimiento de hasta doce reclamaciones secesionistas, un despertar que incluso podría llevar, en opinión del think tank, a la "desintegración de Europa". La conclusión de los analistas es tajante: "La historia europea nos ha enseñado que la unidad significa paz mientras que el nacionalismo y la fragmentación llevan a la destrucción".