Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carod Rovira ve “probable” que haya elecciones anticipadas el 9 de noviembre

Alicia Sánchez Camacho augura un año “difícil y complicado” para Cataluña

Josep  Lluís Carod Rovira.
Josep Lluís Carod Rovira.

El expresidente de ERC Josep-Lluís Carod Rovira aseguró ayer que ve “probable" que haya elecciones anticipadas en Cataluña el próximo 9 de noviembre si el Gobierno, tal como supone, veta el referéndum sobre la independencia. En una entrevista a Catalunya Ràdio el exvicepresidente de la Generalitat se mostró convencido de que ese día los catalanes irán “a votar”, pero ante el previsible “boicot institucional” a la consulta, Carod Rovira consideraría “lógico” que Artur Mas, anticipe las elecciones.

A partir de ahí, el exdirigente independentista confía en que salga de las urnas una mayoría parlamentaria “amplísima” de partidos favorables al referéndum, y augura que, ante ese resultado, el Gobierno quedará “deslegitimado para prohibir ante el mundo” la consulta. En su opinión, el siguiente paso después de ganar el referéndum sería la declaración de independencia, aunque subrayó que previamente Cataluña habrá tenido que lograr apoyos internacionales.

Carod Rovira, que fue el primer líder político que en un libro publicado en 2008 auguró que los catalanes tendrían que decidir en 2014 sobre la independencia, también considera que si la hipotética independencia se hiciera de forma no pactada, Cataluña no debería hacerse cargo de la parte proporcional de la deuda del Estado. En cuanto al argumento de que Cataluña se quedaría fuera de la Unión Europea en caso de secesión, sentenció: “Estaríamos tan mal como Suiza o Noruega”.

En el otro lado del arco político, la presidenta del PP de Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, auguró que 2014 será un año “difícil y complicado”, para Cataluña, porque Artur Mas y su plan soberanista “están en un callejón sin salida” y es consciente de ello. Al contrario que Carod-Rovira, la líder popular considera que no habrá ni consulta ni elecciones anticipadas. “Él es quien nos ha metido en este desafío y está llevando a la sociedad catalana al límite”, dijo.

Sánchez-Camacho criticó “las contradicciones permanentes” y “los vaivenes” del Gobierno catalán y acusó al presidente de la Generalitat de utilizar el proceso soberanista como “excusa y coartada” para no gobernar en Cataluña.