Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un incendio destroza la cubierta del edificio modernista Bombas Gens

La oposición acusa al Gobierno local de negligencia con el patrimonio cultural

Urbanismo replica que sancionó a los dueños pero recurrieron y fueron retiradas

Cercle Obert amenaza con denunciar el estado de abandono del edificio a la Fiscalía

El incendio ha afectado a parte de la cubierta del único edificio con decoración art decó de Valencia.

El edificio de Bombas Gens, único ejemplo de edificio art decó de Valencia, se ha quedado sin parte de su cubierta tras un incendio ocurrido la pasada madrugada. El inmueble sufre desde hace años un continuado proceso de deterioro, que el Ayuntamiento de Valencia no ha sido capaz de frenar. 

El Servicio de Bomberos y la inspección municipal de Urbanismo han comprobado que el fuego ha destruido la cubierta a dos aguas de una de las naves, la que da a la avenida de Burjassot, pero no ha afectado a la estabilidad de la fachada.

"Era la crónica de una muerte anunciada", denuncia la concejal de EU en Valencia Rosa Albert. La edil recuerda que diferentes asociaciones de vecinos del distrito y entidades ciudadanas exigen desde hace tiempo al gobierno local que tomara medidas ante la posibilidad de que sucediera lo que al final ha ocurrido.

"Entendemos que la responsabilidad principal la tiene el PP y vamos a plantear una moción al próximo pleno en la que pediremos que se expropie la propiedad y se rehabilite de urgencia", anuncia Albert.

Compromís ha exigido también la conservación y recuperación del edificio de Bombas Gens para uso del vecindario. "para preservar tanto su identidad constructiva, como la memoria histórica e industrial de la ciudad".

Los socialistas incorporaron la antigua fábrica Bombas Gens en la lista de edificios abandonados sobre los que se hacía urgente una intervención. Otra solicitud que quedó en saco roto. 

El inmueble ha sido utilizado como vertedero ilegal y ha sido ocupado innumerables veces por personas sin techo. "Exigimos al Ayuntamiento que deje de proteger a los propietarios del edificio y los sancione de acuerdo con lo que prevé la ley", denuncia la edil Consol Castillo.

Desperdicios en el interior de la antigua fábrica de Bombas Gens en una imagen de archivo.

La concejal de Compromís sugiere al Gobierno local que, en lugar de destinar millones de euros a un "plan absurdo" como la prolongación de Blasco Ibáñez, los dedique a los múltiples edificios históricos abandonados en la ciudad, como es el caso de Bombas Gens.

Las protestas de la oposición y organizaciones ciudadanas han forzado al Gobierno local a ofrecer explicaciones. Según el concejal de Urbanismo, Alfonso Novo, los dueños del edificio han solicitado permiso al Ayuntamiento para construir el hotel, un aparcamiento y tiendas pero la crisis económica ha retrasado sine die el plan.

El Consistorio requerirá a los propietarios, no obstante, para que intervengan en un plazo de 72 horas, aseguren el inmueble y adopten medidas de prevención para evitar nuevos incidentes.

Novo ha defendido que su actuación en relación con este inmueble ha sido la que corresponde en relación con una propiedad privada en la que se han detectado determinadas deficiencias.

Urbanismo asegura que se han realizado "inspecciones y comprobaciones periódicas por parte de la Oficina de Control de la Conservación de la Edificación, ordenándose a los propietarios la ejecución de las obras de reparación en las cubiertas y fachadas, así como el cierre de huecos de acceso al interior que se usaban de manera habitual por indigentes para buscar refugio en el interior. 

Sanciones recurridas y retiradas

El Ayuntamiento ha intervenido de urgencia para realizar reparaciones cuyo coste después se ha trasladado a la propiedad y ha pedido a los dueños que cumpliera con su obligación de mantener el edificio en buen estado. El Consistorio ha sancionado en dos ocasiones a los propietarios, pero los recursos presentados por los dueños, han conseguido que finalmente fueran retiradas.

Según Novo, Bombas Gens cuenta solo con algún nivel de protección en esta fachada recayente a la avenida de Burjassot, que no se ha visto afectada por el incendio, así como en la fachada posterior.

La Policía Local de Valencia ha intervenido en el inmueble, tanto para identificar y desalojar a los ocupantes ilegales y colaborar en labores de tapiado de huecos. Como de vigilancia pasiva para evitar el acceso a su interior por personas ajenas a la propiedad.

La organización patrimonial Cercle Obert de Benicalap ha anunciado que denunciará al Ayuntamiento de Valencia y a la Generalitat tras el incendio "por un atentado reiterado contra el patrimonio cultural".

La entidad ha indicado que el incendio de Bombas Gens, "una de las antiguas fábricas modernistas más relevantes de España", se podía haber evitado si el Consistorio y la Administración Autonómica "hubieran tomado las medidas legales que esta asociación lleva décadas exigiendo de forma oficial".

Según Cercle Obert, la antigua fábrica Bombas Gens es el único ejemplo de art decó en la ciudad y ha sufrido numerosos incendios, expolios, saqueos y ocupaciones sin que el legítimo dueño y la administración hayan tomado las medidas oportunas".

La entidad ha acusado al Ayuntamiento y a la Dirección General de Cultura de la Generalitat de "negligencia criminal y atentado contra la salud y el patrimonio cultural" por "permitir el expolio y saqueo de bienes culturales relevantes".

Cercle Obert de Benicalap ha exigido el cese de la directora general de Cultura, Marta Alonso, y del concejal de Urbanismo, Alfonso Novo, "por su comportamiento irresponsable, dado que llevan años burlándose y despreciando el patrimonio cultural valenciano y desoyendo las voces de alarma".

Más información