Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Lugo recibió sobres con sobornos, según Vigilancia Aduanera

“Si tu no me fallas yo no te fallo”, le dijo el alcalde de Lugo al directivo de la principal empresa investigada en la trama

El alcalde de Lugo
El alcalde de Lugo EFE

Los agentes de Vigilancia Aduanera concluyen en un informe elaborado a base de pinchazos telefónicos y seguimientos que, “presumiblemente” los directivos de Vendex realizaban pagos mensuales de 3.500 euros al alcalde de Lugo y a Francisco Fernández Liñares, expresidente de la Confederación Hidrográfica y mano derecha del regidor. José Clemente López Orozco habría recibido 2.000 euros al mes a cambio de aumentar las plazas de la ORA o los vehículos retirados por la grúa. Aduanas también detalla abonos mensuales de 600 euros en pagos de comidas e incluso se interceptó una conversación en la que el regidor negocia el presunto enchufe de una persona.

Los investigadores detallan una docena de sobornos “con la finalidad de pagar favores o influencias”. “Si tú no me fallas yo no te fallo” habría afirmado López Orozco al delegado de Vendex en Galicia, José María Tutor, según un pinchazo telefónico al empresario Javier Reguera, considerado testaferro de Liñares por la juez instructora. El alcalde pretendía “vincular el aumento de las plazas de la ORA a la continuidad de los envíos de dinero" según informa Vigilancia Aduanera. Entre las llamadas incautadas destaca otra en la que el alcalde se muestra “preocupado” porque estuvo todo un verano esperando una llamada del delegado de Vendex en Galicia. En otro de los pinchazos, el máximo responsable de Vendex recuerda a su delegado gallego que se “disculpe” con López Orozco “por los dos o tres meses que le deben”.

Los supuestos sobornos eran enviados por Seur mediante un modus operandi con el que los empresarios pretendían disimular su contenido: metían los billetes en sobres y los envolvían en páginas de periódico deportivo. Dos de esos envíos fueron interceptados por Vigilancia Aduanera. Poco después de ser interceptados, los directivos de Vendex convocaron una reunión urgente porque Seur “había perdido dos de los envíos” y ya no se “fiaban” de la empresa de mensajería. “Podrían haber sido robados” elucubraban en aquella reunión. Los paquetes salían de la sede central de Vendex en Madrid hacia la delegación gallega en A Coruña y desde allí eran distribuidos en mano a sus destinatarios finales

El presunto pago de sobornos al alcalde de Lugo tiene su génesis en la extensa y detallada declaración ante la juez de José Luis Álvarez, uno de los dos socios iniciales de Cechalva, la empresa que gestionó previamente la concesión de la grúa en la ciudad. Álvarez incluso avaló sus revelaciones entregando numerosa documentación digital y manuscrita y alguna grabación. “La condición indispensable para que les dieran el contrato era pagar 2.000 euros al mes al alcalde" asegura que afirmaron los empresarios aspirantes a la contrata en una reunión. Y una vez otorgado ese contrato de 450.000 euros “se hicieron todos los meses, puntualmente, pagos en metálico de 2.000 euros extraídos siempre de la caja B” de empresa. En la contabilidad oculta entregada a la juez "se ponía pago XXXX" que asegura, “es el alcalde”. Álvarez insiste a la juez Pilar de Lara “no tener duda alguna” de que ese dinero era entregado a López Orozco a modo de soborno.

 

Más información