Unas 17.000 niñas están en riesgo de sufrir mutilación genital en España

El número de niñas residentes en España en riesgo de sufrir la ablación sube un 60% desde 2008

Cataluña concentra el 37% de las jóvenes de menos de 14 años expuestas a esa práctica

Unas 17.000 niñas están en peligro de sufrir mutilación genital en España. Se trata de las menores de 14 años residentes en el territorio español que proceden de los países subsaharianos donde persiste la práctica de la ablación. Según el Mapa de la Mutilación Genital Femenina (MGF) que ha presentado esta mañana un equipo de investigación del Departamento de Antropología Social y Cultural de la Universitat Autonoma de Barcelona (UAB) junto a la ONG Wassu Gambia Kafo, el número de niñas residentes en España en riesgo de sufrir esta práctica ha aumentado más de un 60% desde 2008.

La relación de comunidades por índice de riesgo

Adriana Kaplan, coordinadora del equipo de antropología de la UAB, ha establecido esta relación de comunidades autónomas donde se concentra, de mayor a menor, la población femenina con riesgo de sufrir una mutilación genital. 1. Cataluña: 6.182; 2. Comunidad de Madrid: 2059; 3. Andalucía: 1501; 4. Comunidad Valenciana: 1.477; 6. Aragón: 1074; 7. Canarias: 1.000; 8. Baleares: 937; 9. País Vasco: 818; 10. Castilla-La Mancha: 422; Murcia: 403; Navarra: 321; Castilla-León: 179; Galicia: 168; La Rioja: 156; Cantabria: 86; Asturias: 64; Extremadura: 19 y Ceuta-Melilla: 3.

Una veintena de países del África subsahariana mantiene los rituales de la MGF. La eliminación del prepucio del clítoris, o el corte total o parcial de todo el órgano y de los labios menores persiste en los países del centro de África. En Mali, Guinea o Sierra Leona, la prevalencia de este tipo de mutilación es superior al 90%. La mutilación total, que supone la ablación del clítoris junto a los labios mayores y menores, y la sutura de los lados de la vulva, es, sin embargo, la práctica habitual en el este del continente, en países como Sudán, Somalia, Yibuti o Yemen. Según los datos que recoge el informe, se calcula que el 98% de las mujeres somalíes son mutiladas.

Debido al flujo de las migraciones, ha aumentado hasta un 40% el número de mujeres que provienen de países donde se practica la MGF. "La mutilación está en diáspora. A través de la migración llevan sus prácticas tradicionales como bagaje personal", ha apuntado la coordinadora del Informe, Adriana Kaplan. De las 57.251 mujeres procedentes de países donde persiste la MGF, 16.869 son menores de 14 años.

El informe dibuja un mapa del territorio español donde Cataluña acoge, con más de 6.000 niñas, al mayor grupo de riesgo. La siguen, con una población de 2.000 y 1.500 menores respectivamente, la Comunidad de Madrid y Andalucia. Kaplan también ha destacado el incremento de casi un 200% en la población en riesgo que se ha asentado en el País Vasco, una comunidad, que según la investigadora, merece una "mención especial" por la concienciación que tienen del riesgo y la política preventiva que han puesto en marcha. "Hay que darle un toque a los políticos para poner en marcha un trabajo consciente y riguroso para que nos tomemos en serio este trauma y así dar una formación a los profesionales de atención primaria y trabajadores sociales", ha concluido Kaplan.

La investigadora también ha destacado que, a pesar del incremento de población en riesgo en todo el territorio español, en tres municipios de la provincia de Girona – Olot, Blanes y Banyoles- se ha reducido el número de niñas procedentes de los países donde persiste la MGF. Kaplan ha asegurado que su equipo investigará el caso de las tres ciudades para saber si las menores han retornado a sus países de origen. “En Cataluña no se respetan las fases del protocolo de prevención y se saltan el paso de la actuación de los servicios de atención primaria y los trabajadores sociales. No se está formando a los profesionales y ellos no saben actuar cuando se encuentran con la población de riesgo”, ha criticado la experta.

Las menores que viven en España son, en su mayoría, de nacionalidad nigeriana. Unas 5.000 niñas proceden del país centroafricano, donde la prevalencia de la mutilación genital femenina ronda el 20%. Junto a las originarias de Nigeria, las jóvenes de Senegal y Gambia suman más de la mitad del total de menores en riesgo que viven en España. La persistencia de la ablación en Gambia se sitúa en torno al 78% de la población femenina. Kaplan ha destacado también un "incremento importante' de mujeres de Burkina Fasso y Kenia. La investigadora, que propuso a la vicepresidencia de Gambia un ritual alternativo en el que se mantenía la tradición ancestral y el rito de iniciación pero sin mutilación, presentará su informe y la metodología aplicada la próxima semana ante la Organización Mundial de la Salud.