Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera lanza un guiño a Vox porque también quiere reformar el Estado

El líder de Ciutadans subraya que el partido de Ortega también persiguen cambios profundos

El diputado exige a Montoro que cumpla su compromiso y publique las balanzas fiscales

El líder de Ciutadans, Albert Rivera, en un momento de una sesión de control del Parlament.
El líder de Ciutadans, Albert Rivera, en un momento de una sesión de control del Parlament. EFE

Ciutadans desdeña la habitual distinción entre partidos de derechas y de izquierdas porque la considera ya superada y obsoleta. Albert Rivera habla de otra frontera: la que separa a quienes quieren reformar el Estado y quienes no. En ese sentido, Rivera ha lanzado esta tarde un guiño de complicidad a Vox, el partido creado por el expopular Santiago Abascal y Ortega Lara, que se sitúa a la derecha del Partido Popular. En una conferencia en el Círculo Ecuestre, Rivera ha celebrado la irrupción de Vox -"Cuantos más, mejor"- porque han mostrado partidarios de reformar el Estado. "No serán enemigos. Solo distingo entre los que quieren cambiar las cosas y los que no. Si lo hacen, serán aliados. Nunca enemigos".

Tras pronunciar la conferencia La España de los ciudadanos, el presidente de Ciutadans, que está impulsando en toda España un movimiento sustentado en los principios de su partido, que han firmado por 50.000 personas, ha realizado una reflexión sobre las posibles alianzas con UPyD y Vox. Rivera ha descartado ya totalmente cualquier pacto con Rosa Díez porque ésta ha repetido hasta cuatro veces que no quiere saber nada. "Lo ha dicho por enésima vez y cada uno debe seguir su propio camino", ha admitido. Sin embargo, se ha abierto a dialogar con Vox después de que el todavía eurodiputado popular Aleix Vidal-Quadras, que acaba de fichar por el nuevo partido, abogara por esa alianza.

Cuantos más mejor; Si buscan reformas nunca serán enemigos"

Albert Rivera

"Nosotros tenemos algo a favor respecto a  UPyD y Vox. Hemos nacido como una plataforma civil. No estábamos en otro partido", ha afirmado Rivera en relación a que Díez fue consejera socialista del Gobierno Vasco y Vidal-Quadras ex ya un exdirigente del PP. A su juicio, es bueno que ahora tanto Diez como el ex popular apoyen las listas abiertas porque antes no lo hacían. "Estoy orgulloso de que hayamos roto el catenaccio. Es bueno, cuantos más, mejor. Algunos han negado pactos pero si quieren reformas no serán enemigos".

En la charla, Rivera ha explicado su proyecto de reforma del Estado que ha basado en estas cinco ideas: la transparencia del sistema democrático y de los partidos; una reforma de la Ley Electoral con listas abiertas; que haya una nítida separación de poderes; que se renueven las instituciones -El Senado es un cementerio de elefantes", ha dicho- y que haya un Pacto Nacional de Educación porque ésta, ha afirmado, no es "ni roja ni azul. Es educación". El líder de Ciutadans ha defendido que el actual proceso soberanista es culpa en parte del Gobierno español porque ha dado por seguro que no tendría ningún éxito si España funcionara. "Está bien que Rajoy invoque la Constitución pero no vale solo con eso. Hay que hacer cambios y generar ilusión. No vale que venga solo de visita a su partido". En ese sentido, ha instado al Gobierno que lidere el sistema de financiación y al ministro de Hacienda Cristóbal Montoro a que cumpla su compromiso de publicar las balanzas fiscales, las comerciales y las sociales, en la que se incluye las prestaciones de paro y la seguridad social.

No vale que Rajoy venga solo a Barcelona a visitar a su partido. Hay que hacer reformas"

Albert Rivera

Pese a que el Círculo Ecuestre es un club selecto de empresarios, fundado en el siglo XIX y con un aroma de club aristocrático británico, varios de los asistentes han jaleado a Rivera cuando ha contestado la única pregunta que le ha planteado un comensal sobre por qué se opone al referéndum. "Lo diré claro: Pues porque el Parlament es una cámara autonómica y no soberana", ha replicado recurriendo al argumento de la ley y en medio de una lluvia de aplausos. Cuando el asistente ha insistido, Rivera ha contestado: "¿Puede el Parlamento cántabro votar sobre si España puede salir de la OTAN? No", ha contestado Rivera acompañado de un nooooo de buena parte de los comensales del salón. "¿Puede el Parlamento cántabro modificar el Estatuto catalán?" No", ha vuelto a contestar acompañado otra vez del largo nooooo de los asistentes. Lo mismo ha sucedido cuando ha planteado si el Parlament podía votar la modificación de las fronteras. El propio Rivera no ha podido evitar pedir a los comensales un poco de seriedad.