Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Marina de Valencia tardaría 167 años en pagar su deuda de casi 400 millones

El negocio en la Marina real generará 2,5 millones de beneficio anual, según el informe económico

Los números no salen. El informe de sostenibilidad económica que acompaña al plan especial de la Marina Real de Valencia, que el Consistorio tiene previsto aprobar en el pleno de enero, calcula que los beneficios cuando este espacio esté a pleno rendimiento, ascenderán a 2,38 millones de euros, ha revelado el grupo Compromís en Valencia.

"Con esos beneficios, el Consorcio Valencia 2007 tardaría más de 167 años en pagar la deuda de 398 millones de euros, sin contar el pago de intereses y la amortización de los costes de urbanización", argumenta el grupo municipal.

 El informe económico, adjunto al plan especial, cifra en 6,2 millones de euros los costes de urbanización de la Marina, mientras que los ingresos anuales rozarían los 6,13 millones anuales en el momento en que estén ocupados todos los espacios. Los gastos de mantenimiento de la dársena supondrían 3,75 millones al año, lo que arrojaría un beneficio de 2,38 millones.

El grupo municipal de Compromís en Valencia ha exigido además al Gobierno local que retire el plan especial, cuya aprobación está prevista en el pleno municipal de enero, porque el proceso de participación pública que se ha seguido "ha consistido en entrevistar a 34 personas y organizar tres mesas redondas".

La formación ha comentado que acabado el plazo de alegaciones y a punto de aprobarse el plan especial, las respuestas a las alegaciones no han sido remitidas todavía a las personas y colectivos que las habían presentado.

Otra de las críticas al plan es que se modifica el uso de una parcela triangular al norte de la dársena, cuando para ello se necesita tramitar un cambio en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

Compromís advierte de que la modificación a uso terciario de la parcela triangular de 15.000 metros cuadrados al norte de la dársena, que según el PGOU es zona verde, tiene que contar necesariamente con el informe favorable del Consejo Jurídico Consultivo, lo que supone "un claro incumplimiento de la LUV".

El portavoz municipal Joan Ribó considera que "el principal proceso urbanístico de la ciudad de Valencia no se puede aprobar con prisas y visión electoralista". "Las 34 personas encuestadas y las tres mesas redondas no pueden justificar la participación en un proyecto de esta envergadura", añade.

Además, advierte, las cifras del informe económico confirman que "sin condonar el lastre de la deuda de 398 millones de euros no se podrá hacer realidad este Plan Especial".

Aceptadas 11 alegaciones, total o parcialmente

El concejal de Urbanismo, Alfonso Novo, ha explicado el proceso de exposición y participación pública del plan. En el periodo de exposición pública se han recogido y estimado las diferentes propuestas presentadas en 12 alegaciones y dos escritos de sugerencias entre las que se encuentra la ampliación de la zona verde de este espacio, "a pesar de que la propuesta inicial estaba por encima de los parámetros urbanísticos exigidos".

Acompañado por el coordinador del plan, José María Lozano, el concejal ha explicado que, transcurrido el periodo de exposición pública, se ha estimado el contenido completo de dos alegaciones y, de modo parcial, el de otras nueve, mientras que se ha desechado otra.

El documento final recogerá la reordenación de la parcela triangular sita detrás de la aduana de manera que se sustituirán las edificaciones industriales existentes por otras más acordes con el entorno de uso terciario, e incorporará el informe de sostenibilidad e impacto ambiental emitido por la Consejería de Infraestructuras.

El plan también contempla la revisión de la volumetría de las parcelas próximas a los Tinglados número 4 y 5, y cataloga como Bien de Relevancia Local el Edificio del Reloj, "más por su valor emblemático y simbólico que por su contenido arquitectónico".

El Ayuntamiento encargará al servicio de planeamiento y de Tráfico que diseñe propuestas de conectividad de la Marina Real y de las zonas colindantes para mejorar la conexión de la fachada marítima.

También se ha referido a otras alegaciones que proponían la ubicación de algún edificio con uso hotelero en el canal sur, donde no es posible, ha asegurado, por tratarse de una zona de tránsito de autobuses que desplazan a los cruceristas.

Se han desestimado las propuestas referidas a la práctica de pesca deportiva en la zona que, según ha indicado, "no está prohibida sino limitado a las autorizaciones administrativas correspondientes".

El coordinador del Plan de la Marina Real, el catedrático de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Valencia José María Lozano, ha destacado que el plan especial de la Marina Real va a erigirse como un "modelo de referencia" de actuación en un terreno público de dos administraciones (el Ayuntamiento y la Autoridad Portuaria) sin precedentes en la legislación urbanística.