Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UIMP de Valencia cumple 25 años y sueña con mecenas

La institución que fue foco difusión cultural cumple un cuarto de siglo en una fase de estrecheces

La UIMP de Valencia cumple 25 años y sueña con mecenas

Con más de tres siglos de existencia, el Palau de l’Intendent Pineda vive tiempos de esplendor en el corazón del centro histórico de Valencia. Pero la dirección autonómica de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), que tiene allí su sede, celebraba ayer sus bodas de plata consciente de vivir tiempos de estrechez. No solo por las imposiciones de las políticas de austeridad reinantes, sino también por la reducción de espacios en los que desarrollar sus actividades y por disminución de relevancia como foco de difusión cultural.

 La mayoría de los nombres que se han estado recordando con motivo del aniversario, tales como el biólogo y empresario Graig Venter (el genoma humano) el científico Ian Wilmut (la clonación de la oveja Dolly), pensadores como Edgar Morin o los nobeles José Saramago (Literatura) y Sydney Brenner (Fisiología y Medicina), hace muchos años que impartieron sus clases magistrales en las aulas internacionales del barrio del Carmen.

Su actual director, el profesor de Filosofía Moral y Política Agustín Domingo, subraya el papel que la UIMP sigue ejerciendo en el núcleo histórico de la capital y esgrime “mucha capacidad de diálogo, entusiasmo e ilusión” para afrontar esta etapa. Al menos, este año asegura que no les han reducido el presupuesto. Pero tiene claro que hay que “explorar nuevos caminos en el mecenazgo y ampliar los ya existentes” para que los cursos “puedan salir adelante, haciendo de la necesidad virtud”.

Por la sede de la UIMP en Valencia, primero en la calle Hospital, y desde 1992 en el Palau de Pineda, han pasado en este cuarto de siglo 75.000 alumnos y más de 15.000 profesores, según las cifras que ha facilitado la propia institución. Destacan en la actualidad, añaden, los 3.000 alumnos que han participado este año en los “diversos cursos de inmersión lingüística en inglés”, para los que “vienen estudiantes de toda Europa”. Asimismo, ponen énfasis en el número de profesores de Secundaria de toda España que vienen a Valencia para seguir los cursos que para ellos imparte el Ministerio de Educación. Cuando se le pregunta a Agustín Domingo sobre próximos proyectos, opta por destacar los próximos cursos sobre Bioética narrativa y Ajedrez en la educación.

La sede valenciana de la UIMP ha estado dirigida por Jordi Palafox, que la inauguró, Joan Romero, Joaquín Azagra, Enrique Andreu, José Sanmartín, Vicente Bellver y María Antonia García Benau, todos ellos catedráticos o profesores de la Universitat de València. En el acto de celebración del aniversario intervinieron ayer el rector de la UIMP, César Nombela, la consejera de Educación y María José Català.