Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona aprobará la moción de la PAH y multará a los bancos con pisos vacíos

Ya son ocho los municipios catalanes que se han adherido a la iniciativa de la PAH

La plataforma propone sanciones de hasta 500.000 euros a los bancos que no cumplan

La presión contra los entidades bancarias se centrará preferentemente en los barrios populares

Bloque de pisos ocupados por la PAH en Salt, Girona. Ampliar foto
Bloque de pisos ocupados por la PAH en Salt, Girona.

 La lista de Ayuntamientos dispuestos a multar a los bancos que tengan pisos vacíos aumenta. El último municipio en anunciar que se sumará a la la propuesta de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) es ni más ni menos que el de Barcelona.

El paso del Ayuntamiento de Barcelona es especialmente significativo porque es la capital de Cataluña y su apoyo puede “servir de ejemplo” para otras ciudades, según fuentes de la PAH. En Barcelona además, la moción contará con el apoyo de CiU, algo novedoso ya que hasta ahora los convergentes se habían limitado a abstenerse en los municipios donde se había discutido la medida. PSC, ICV-EUiA y UxB (ERC, en Barcelona) también apoyarán la moción que se aprobará en el pleno de próximo 31 de enero.

El apoyo de CiU a la propuesta de la PAH se conoció al mediodía, a través de un comunicado de la propia entidad, pero el Ayuntamiento no quiso confirmar la información y esperó que fuera el propio alcalde, Xavier Trias, quien diera la noticia durante el encuentro que tiene cada año con los medios de comunicación organizado por el Colegio de Periodistas. “Sancionaremos a los bancos que no colaboren para que destinen los pisos al alquiler social. Es bueno presionar un poco a los bancos”, dijo el alcalde.

Durante su discurso ante los periodistas, Xavier Trias anunció que Barcelona empezará a “sancionar a las entidades que tengan pisos vacíos especialmente en zonas con necesidades de vivienda como Ciutat Meridiana, Trinitat Vella y el suroeste del Besòs”. Un periodista le pidió al alcalde que concretará si las sanciones se limitarían a estos barrios o si la medida se aplicaría a toda Barcelona y el alcalde ya no dejó espacio para las interpretaciones. “Votaremos a favor de la propuesta de la PAH que presentará ICV en el pleno”.

Xavier Trias, ayer en la conferencia de prensa del Colegio de Periodistas.
Xavier Trias, ayer en la conferencia de prensa del Colegio de Periodistas.

Barcelona se sumará así a lista de ciudades que secundan la propuesta de la PAH. De momento ya han dado el paso Terrassa, que ya ha empezado a sancionar, Santa Coloma de Gramenet, Girona, Granollers, Vilanova i la Geltrú, Mollet del Vallès, Sabadell y Castellar del Vallès y próximamente se sumarán Rubí y Barcelona. Las siguientes en entrar en la lista pueden ser Manresa, Figueres, Blanes y La Seu d'Urgell entre muchas otras.

La portavoz de la entidad, Ada Colau, celebró que Barcelona se sume a la medida pero advirtió que no basta con una “aprobación simbólica” y reclamó el compromiso del alcalde de que las sanciones se llegarán a tramitar. La PAH también quiere que se celebren reuniones trimestrales con el Ayuntamiento para comprobar que la aplicación de la ley avanza por el buen camino.

El alcalde destaca que Barcelona lleva “siete meses de descenso de paro”

El texto que propone la PAH, y que aprobará Barcelona, permite a los ayuntamientos tramitar hasta tres “sanciones coercitivas” a las entidades bancarias que tengan pisos vacíos desde hace dos años. Si después de las tres sanciones, la entidad sigue sin sacar al mercado sus pisos vacíos, el ayuntamiento en cuestión puede aplicar multas de hasta 500.000 euros.

Esta medida de presión se puede aplicar en Cataluña desde el año 2007, cuando el Tripartit aprobó la Ley de la Vivienda de Cataluña.

Además de realizar este anuncio, el alcalde aprovechó el acto para recordar que Barcelona lleva “siete meses consecutivos con descensos del paro” y destacó que se trata de un “cambio de tendencia”. A pesar de esta progresión, Trias reconoció que Barcelona “no puede ser una ciudad de éxito con 107.000 parados”. Trias también avisó que el 2014 será un “año de obras” y recordó todas las actuaciones que hay en marcha. Sobre paseo de Gràcia, dijo: “Es una reforma a la carta de los comerciantes”.

El alcalde fue muy crítico con las deudas que el Estado tiene con la Generalitat, y muy comprensivo con las deudas que el Ejecutivo de Artur Mas tiene con el Ayuntamiento. En el acto asistió el consejero de Presidencia, Francesc Homs.

El alcalde no se refirió al nuevo conflicto que se ha abierto en Barcelona después de qué el Organo Administrativo de Recursos Contractuales de la Generalitat haya declarado nulo la licitación de la contrata del mantenimiento de semáforos para el próximo año. El Ayuntamiento convocará un nuevo concurso, según fuentes municipales.

Más información