Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rescate de la CAM podría costar a la banca hasta 15.000 millones más

El ministro admite que habrá una actualización del valor de los activos de la caja alicantina

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha señalado que el coste para la banca del rescate de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) podría elevarse hasta 15.000 millones de euros, más de lo inicialmente previsto, porque el sector deberá cubrir mayores pérdidas.

Esto se explica porque el anterior Gobierno decidió vender la entidad alicantina al Banco Sabadell por un euro con la garantía de que el resto del sector financiero asumiría buena parte de las pérdidas de la cartera crediticia gracias a un esquema de protección de activos (EPA).

En declaraciones a los medios de comunicación este lunes tras comparecer en la Comisión de Economía del Congreso, el ministro ha explicado que habrá una actualización del valor de los activos de la CAM, y previsiblemente, una elevación en el coste de su privatización.

No obstante, este incremento se cubriría mediante el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), que se nutre de las aportaciones de la banca, y no lo pagarán los contribuyentes ni influiría en el programa europeo de ayuda a la banca que se da por cerrado en enero.

El EPA llevado a cabo en la compra de la CAM por parte del Banco Sabadell cubre el 80 % de las pérdidas de una determinada cartera de créditos de la entidad, que podía llegar en diez años hasta los 7.900 millones de euros.

En su intervención ante la Comisión y respecto a la reforma financiera, el ministro ha dicho que hasta que no se cierre el proceso de reestructuración, no se sabrá lo que ha costado. Lo que si ha dicho es que "la entidad que más ayudas ha recibido y por mucho" ha sido CatalunyaCaixa.

"Cuando se privatice, algún día vendré y hablaremos de ella", ha señalado el ministro, que ha recordado que a la entidad se le inyectaron 12.000 millones de euros, frente a los 22.000 millones de Bankia, que es cuatro o cinco veces más grande. "El agujero de CatalunyaCaixa no tenía parangón", ha denunciado el ministro.

Más información