Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Sindicatura multa a Ciutadans y la CUP por ingresos sin justificar

Esquerra e Iniciativa, no presentaron las cuentas de 2012 al ente fiscalizador

La Sindicatura de Cuentas catalana ha impuesto sendas multas a Ciutadans y la Candidatura d'Unitat Popular porque ambos partidos no justificaron adecuadamente sus ingresos para sufragar la campaña electoral de 2012. El ente fiscalizador, en su informe sobre los comicios autonómicos, sostiene que el partido que dirige Albert Rivera registró aportaciones por 4.500 euros que no fueron ingresadas en la cuenta electoral, sino que se dispusieron en efectivo, algo que va contra la ley. Pese a que Ciutadans explicó a la Sindicatura el origen del dinero, el ente considera que no está suficientemente acreditado, por lo que propone una multa de 450 euros que se cobrará de su subvención electoral. El portavoz de Ciutadans, Jordi Cañas,  ha evitado pronunciarse esta tarde sobre las conclusiones de la Sindicatura porque todavía no había tenido tiempo de leer el informe. 

Más cuantioso es el importe de la sanción propuesta a la CUP, de 3.075 euros que se cobrarán por el mismo método. La Sindicatura no ha podido identificar el origen de 30.752 euros aportados por particulares a su campaña electoral. La formación también recibió tres aportaciones del extranjero (sumaron 300 euros en total) que van contra la ley. La Sindicatura señala, además, que en la documentación presentada por la CUP falta contabilizar la subvención electoral, que se calcula en 104.909 euros. La formación ha atribuido las irregularidades a su inexperiencia en los comicios autonómicos: "Hubo unas elecciones anticipadas y, el hecho de que CUP era la primera vez que se presentaba y que no es un partido como tal, influyó en que al principio no se recogieran todos los justificantes y los datos que pide la Sindicatura", ha argumentado el diputado Quim Arrufat. El parlamentario ha dejado claro que los donativos eran individuales -no de empresas- y que el partido considera "justa" la sanción. 

En paralelo al análisis de las elecciones de 2012, la Sindicatura también ha estudiado las cuentas de los partidos durante todo ese ejercicio. La CUP vuelve a salir señalada en este informe, porque presentó tarde sus cuentas anuales. Esquerra, Iniciativa, y Solidaritat tampoco entregaron los documentos a la Sindicatura. Por lo que respecta a las fundaciones de los partidos, Egara Civitas, vinculada a Ciutadans, y el Centre d'Estudis Sobiranistes, de Solidaritat, tampoco rindieron cuentas al ente fiscalizador.