Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Niño deja 750.000 euros en Barakaldo

Otros décimos sueltos del 69.362, el segundo premio, han sido vendidos en Bilbao y Durango

La suerte pasa de largo por el resto del País Vasco

Nerea Santisteban, con el décimo premiado en la mano ante la administración de lotería de Barakaldo donde lo compró.
Nerea Santisteban, con el décimo premiado en la mano ante la administración de lotería de Barakaldo donde lo compró.

A un lado de la calle la tristeza del solar vacío que ocupó la empresa Sefanitro; al otro la alegría de la administración número 17 de Barakaldo donde se ha vendido una serie del 69.362, premiado este lunes con el segundo premio en el sorteo del Niño. Por la ventanilla de esta administración del barrio de Lutxana han salido décimos que sumarán 750.000 euros de premio para sus propietarios. Ha sido el único guiño del sorteo extraordinario de Reyes con el País Vasco, que se ha completado con dos décimos sueltos, vendidos a través de máquinas en un estanco de Bilbao y un bar de Durango que suman otros 150.000 euros.

Nerea Santisteban corrió a la administración con el décimo nada más enterarse de que le correspondían 75.000 euros de premio. "He venido a dar las gracias", decía entre abrazos a los propietarios de la administración y feliz de posar con el décimo agraciado. "Lo juego a medias con mi madre", ha explicado. 37.500 euros muy bienvenidos a su casa, ha dicho, y ya con destino apenas media hora después de acabado el sorteo. "Nos iremos a Disney en vacaciones de Semana Santa. Se lo tengo prometido a mi hijo Ibai", ha añadido. A sus seis años, Ibai, no hacía más que sonreír un poco desconcertado por la repentina notoriedad de su madre.

La lotera de Lutxana, Cristina Bilbao, tenía preparadas las botellas de cava de rigor para celebrar el premio, el primero que la lotería nacional deja en su administración de la calle Buen Pastor. No han llegado a terminarlas porque solo Nerea Santisteban acudió a festejar la suerte. "Hemos vendido los décimos uno a uno en la ventanilla, así que casi seguro que hay otros nueve premiados por 75.000 euros por el barrio". 

"Nerea se llevó el último décimo de los 10 de la serie que hemos vendido, y ha sido la primera premiada en salir a la luz", contaba la lotera, con el negocio abierto desde 1996. Antes del premio del 69.362, la bonoloto dejó otro buen pellizco en Lutxana en 2007. "Lo nuestro es dar gordos cada siete años", bromeaba la propietaria.

En Lutxana seguía la rutina normal de una mañana festiva, a pesar de la buena noticia de la lotería. En la administración solo se veía dos pequeños carteles con el número agraciado. En los bares cercanos, más que de la suerte del premio se hablaba del "puyazo de Hacienda", que ahora también grava los premios de la lotería.

Más información