La respiración silenciosa del paisaje

La exposición ‘Los murmullos del bosque’ trae a España por primera vez las fotografías del japonés Shikama

Una de las imágenes de Takeshi Shikama que se puede ver en Barcelona hasta el 7 de marzo.

El pequeño tamaño engaña. Aún más en la actualidad, cuando el ojo se ha acostumbrado a las fotografías colosales colgadas en las galerías. Pero al acercarse a las diminutas obras del artista japonés Takeshi Shikama (Tokio, 1948) que componen hasta el 7 de marzo la exposición Los murmullos del bosquesituada en la sede de Gas Natural Fenosa en Barcelona, los detalles de los paisajes naturales —la mayoría realizados entre 2004 y 2013 en Japón y Estados Unidos— aumentan a cada mirada: la imagen se expande hacia la espesa profundidad del bosque, donde las cortezas, hojas y ríos quedan capturados en su anatomía.

El artista utiliza una técnica inaudita para cristalizar la realidad: con una antigua y pesada cámara de placas inmortaliza el escorzo natural en su exacto tamaño real. Después lo imprime con emulsión de platino paladio sobre el Gampi —papel artesanal obtenido de la corteza de un raro árbol japonés— para que los matices y fragmentos más finos registrados en la película queden gravados en la hoja amarillenta. “Sus series en blanco y negro, dedicadas a florestas y parques naturales, componen una obra atemporal”, opina Carmen Fernández, directora del Museo de Arte Contemporáneo (MAC) de Gas Natural Fenosa de A Coruña: “Es difícil establecer si son fotos hechas a principios de siglo XIX, mitad de siglo XX o en la actualidad”. Fascinada por esta “forma japonesa de contemplación y de sentir el paisaje”, Fernández ha invitado a Shikama a fotografiar los bosques atlánticos de Galicia para completar allí su retrospectiva programada a partir de mayo.

Diseñador profesional en Tokio hasta los 55 años, el artista se acercó tarde a la fotografía: se construyó una casa de madera en un bosque a dos horas de la megalópolis, abandonó la urbe y se sumergió en la contemplación de la naturaleza. “Cortar árboles le impresionó profundamente y le permitió comprender una ancestral creencia japonesa que veneraba a los árboles como divinidades”, señala Alain d’Hooge, comisario de la exposición de Shikama en Bruselas. El artista “se deja guiar por los murmullos de un mundo fuera del mundo, lo que él denomina respiración silenciosa”, añade d’Hooge. Adentrado en una naturaleza virgen, casi prohibida, Shikama arrastra su pesado equipo de un lugar a otro. “En un día entero quizás consigue hacer solo seis o siete fotos”, señala Fernández.

A caballo entre la tradición pictórica oriental y la fotografía paisajística europea y norteamericana, en sus obras hay directas referencias al trabajo de pioneros del siglo XIX como Carleton Watkins o Eadweard Muybridge que invitan a la meditación. En los antros oscuros de la floresta, el largo tiempo de exposición de la película desenfoca y esfuma cualquier mínimo movimiento —el viento entre las hojas o el flujo de agua de una catarata—, creando el efecto de una naturaleza vibrante y onírica.

Hasta en las pocas “selvas urbanas” capturadas por Shakima, como Central Park, el artista consigue convertir los rascacielos en lejanas ruinas integradas con la naturaleza, alejándose de un efecto fotográfico y tomando una textura más típica del grabado o de la pintura. La sensación es la de estar en medio de un lugar idílico o un paraíso prohibido. El bosque respira silencioso.

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

La historia de una mujer que fue esclava dos años horroriza a México

La víctima de 22 años estaba encadenada en una tintorería en el sur de la capital

El Supremo de EE UU estudia el derecho al matrimonio igualitario

Cristina F. Pereda Washington

El Tribunal este martes puede legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo

Los agentes extranjeros podrán llevar armas en México

El Congreso permitirá portar armamento no mayor al calibre 40

EL PAÍS RECOMIENDA

Así es el tren que levita

Japón retoma la carrera de los ‘supertrenes’ con un convoy magnético a más de 600 km/h sin tocar el suelo

Treinta años de paro

Los problemas endémicos del mercado laboral español, el desempleo y la temporalidad, siguen enquistados hoy

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana