Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Ertzaintza desaloja a unas 70 personas encerradas en el Hospital de Cruces

Un joven ha sido detenido por resistirse y agredir a los agentes

Un 'ertzaina' contusionado en otra operación similar en el Hospital de Santiago de Vitoria

Los grupos feministas vascos han respondido al proyecto de reforma de la ley del aborto impulsada por el ministro Alberto Ruiz-Gallardón y aprobada por el Consejo de Ministros el pasado viernes, con un encierro en el vizcaíno Hospital de Cruces, el mayor centro hospitalario de Euskadi, en cuyo hall se han agrupado en torno a 70 personas en señal de protesta.

Lo que en un principio ha comenzado como una manifestación contra los cambios legales junto al hospital organizada por el centro asesor de la mujer de Barakaldo Argitan, ha finalizado por decisión de las manifestantes con un encierro, en el que han participado varias parlamentarias de la coalición EH Bildu, entre ellas la también coordinadora de Sortu en Bizkaia, Maribi Ugarteburu.

Tras una conversación con el director del hospital, Santiago Rabanal, en la que se les ha advertido que no pueden realizar la protesta en el centro, la Ertzaintza ha intervenido en torno a las ocho de la tarde para desalojar una a una a las manifestantes, con una decena de agentes que han arrastrado fuera del hospital a todas las personas que han participado en la protesta. La intervención ha finalizado con un joven de 24 años detenido por resistirse y agredir a los agentes.

Tanto el encierro como el desalojo han sido retransmitidos a través de las redes sociales por quienes lo han presenciado. Los colectivos feministas han realizado un llamamiento a manifestarse mañana a la mañana.

En otra operación similar, la policía vasca ha desalojado a varias personas que también habían ocupado el Hospital de Santiago, en Vitoria, según ha informado Seguridad. El desalojo del centro vitoriano ha comenzado sobre las 19.30 y se ha expulsado a una veintena de personas que habían entrado portando sacos de dormir y mochilas. Varios de los manifestantes han sido identificados y un agente de la Ertzaintza ha resultado contusionado.

Los accesos del Hospital Donostia también han sido el punto de encuentro para manifestantes, con los mismos lemas que en los otros centros hospitalarios, como "Abortatzeko eskubidea" ("El derecho a abortar", en euskera) o "Emakumeok gure gorputzen jabe" ("Las mujeres somos dueñas de nuestros cuerpos").

En Euskadi, la reforma de la ley del aborto ha generado protestas en la última semana. Antes de que el Consejo de Ministros aprobara la reforma, este otoño, y ante los detalles de la misma difundidos por el ministro meses atrás, el Parlamento ya se pronunció en contra de la futura ley. El Gobierno vasco ha renunciado a recurrirla, pero ha mostrado su rechazo a la ley por considerarla regresiva.

EH Bildu ya ha reclamado al Ejecutivo de Iñigo Urkullu que desobedezca la normativa en el momento en que entre en vigor.